El inesperado (y apestoso) visitante que sorprendió a los vecinos del centro porteño este mediodía

·3  min de lectura
El animal fue rescatado por la Dirección de Delitos Ambientales
El animal fue rescatado por la Dirección de Delitos Ambientales

A la frase “perdido como turco en la niebla” se le puede sumar “como zorrino en Retiro”, luego de que este mediodía sorprendiera a los vecinos de la zona de Libertad y Arenales un Conepatus chinga, comúnmente conocido como zorrino, que circulaba por las calles hasta que se escondió debajo de un taxi.

Según el parte oficial, personal de la Comisaría Vecinal 1 A de la Policía de la Ciudad fue alertado por vecinos. Llegaron hasta el cruce de las calles Libertad y Arenales y encontraron un zorrino en la vía pública.

“Al arribar al lugar, los efectivos observaron al animal y solicitaron la presencia de personal idóneo para que se lo ponga a resguardo”, indicaron y explicaron que luego llegaron efectivos de la División Delitos Ambientales que fueron los que atraparon al animal que fue trasladado en buen estado al Ecoparque porteño.

Pero el misterio sobre cómo llegó este animal omnívoro a la city porteña es un misterio, ya que, por el momento, el relevamiento de cámaras que se hizo en la zona no se ve si lo deja alguien de un auto o si sale de una vivienda. Todo eso será materia de investigación por parte de la Fiscalía especializada en materia ambiental, a cargo del doctor Rolero Santurián.

Qué tipo de zorrinos habitan el país

Según informa la Dirección de Fauna Silvestre y Conservación de la Biodiversidad del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable, “El Zorrino común posee un rinario (punta del hocico) sin pelos y de color rosado, patas cortas, cuerpo más bien robusto, cola larga y abundante pelaje. Las extremidades poseen garras muy fuertes y curvadas. El macho tiene una cabeza de mayor tamaño que la hembra. La coloración general del cuerpo es negro, aunque presentan importantes variaciones en la coloración del pelaje (del negro o marrón oscuro al pardo rojizo) de acuerdo a la región que habitan. La mayoría de los individuos posee dos bandas blancas que van desde la cabeza hasta la cola, aunque existe una considerable variación en cuanto a su tamaño y disposición. Se caracteriza por tener en la última porción del recto glándulas que secretan una sustancia de olor desagradable”.

La especie presente en la región es la Conepatus chinga que desde el sureste de Brasil, Paraguay, oeste de Bolivia, suroestede Perú, Chile, Uruguay y Argentina. En nuestro país, ocupa las porciones Norte y Centro (Sur de Buenos Aires, La Pampa, Mendoza, Neuquén, Río Negro, Córdoba, San Luis, La Rioja, San Juan y Catamarca). Se diferencian 7 subespecies en al ámbito del territorio argentino.

Sobre la alimentación, la dirección explica: “ Son omnívoros y generalistas , alimentándose principalmente de raíces, vegetales, larvas, coleópteros, arácnidos, pequeñas aves, reptiles y anfibios, también roedores y carroña”.

“Aunque de hábitos solitarios, crepusculares y nocturnos, si encuentran refugio estable y bien protegido, pueden instalarse en grupos de varios individuos, generalmente emparentados, que se mantienen hasta que los juveniles maduran y se independizan. Utilizan la glándula anal como estrategia de defensa, rociando a los predadores (pumas, perros, rapaces) con la sustancia de olor desagradable que secreta”, explican sobre el comportamiento del animal que sorprendió a los vecinos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.