Inehrm: Rendirán homenaje al Batallón de San Patricio con exposición

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 8 (EL UNIVERSAL).- En 1846 comenzó la Intervención Estadounidense en México, conflicto bélico que derivo en la pérdida de una considerable sección del territorio mexicano, mismo que terminó anexándose a Estados Unidos.

En medio de esta guerra, el Batallón de San Patricio cobró relevancia, ya que se integraba por soldados europeos, principalmente irlandeses, que en un inicio servían al ejército de Estados Unidos y después cambiaron de bando para pelear en favor de las fuerzas armadas de México.

Miembros de este escuadrón fueron ejecutados el 10 y 13 de diciembre de 1847 en San Jacinto, San Ángel y Mixcoac, en la Ciudad de México, es por eso que el Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México (Inehrm) realizará una doble jornada de homenaje en memoria del Batallón de San Patricio.

La jornada conmemorativa incluye la inauguración de la exposición "El Batallón de San Patricio. Memoria de solidaridad y resistencia durante la guerra entre México y Estados Unidos, 1847", en colaboración con el Museo Casa del Risco, ubicado en Plaza San Jacinto no. 5, San Ángel, el lunes 12 de septiembre a las 17:00 horas.

Al día siguiente, se llevará a cabo en formato presencial el foro "Ocupación del valle de México por el ejército de Estados Unidos, 175 aniversario", en las instalaciones del Inehrm, evento que también se podrá ver en línea a través de las redes institucionales del Inehrm.

En este foro participarán la directora general del Archivo Histórico de Ciudad de México, la historiadora Regina Tapia Chávez, el investigador de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México, Miguel Soto Estrada y el investigador del Museo Nacional de las Intervenciones, el historiador Faustino Aquino Sánchez, con la moderación de la historiadora del Inehrm, Cecilia Vargas Ramírez.

Al Batallón de San Patricio se le recuerda sobre todo por su participación en la batalla de Churubusco el 20 de agosto de 1847. Ahí, alrededor de 200 San Patricios, bajo el mando de Manuel Rincón, fueron parte de las fuerzas que defendieron el Convento de Santa María de los Ángeles contra el ataque de las divisiones de William J. Worth y David E. Twiggs.

Esta fue una batalla devastadora para el batallón, pues 60 por ciento de los soldados resultaron muertos, heridos o hechos prisioneros. Tras ser capturados y juzgados por un tribunal militar, enfrentaron su sentencia divididos en dos grupos entre el 10 y el 13 de septiembre en San Ángel y en Mixcoac. Unos fueron ahorcados, otros azotados y otros más fueron marcados en la cara con una "D" de desertor.

Los San Patricios pasaron a la historia como valientes soldados, principalmente irlandeses, quienes supieron solidarizarse con la causa mexicana para resistir los embates de una guerra trágica y fúnebre.