INE, el supremo poder conservador: Presidente

·3  min de lectura

Pedro Villa y Caña, Alberto Morales y Alexis Ortiz

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 27 (EL UNIVERSAL).- El presidente Andrés Manuel López Obrador calificó como "un juego sucio" y "un atentado a la democracia" la decisión del Instituto Nacional Electoral (INE) de cancelar 49 candidaturas a Morena, entre ellas las de Félix Salgado Macedonio al gobierno de Guerrero, y de Raúl Morón a la gubernatura de Michoacán, por lo que acusó al organismo electoral de haberse convertido en el "supremo poder conservador", pues señaló que ya es el que decide quién es candidato y quién no.

En conferencia de prensa matutina, el Titular del Ejecutivo federal advirtió que, aun cuando es Presidente, no se quedará callado sobre este tema y advirtió que no aceptará que, por intereses cupulares de la "maleantada" de cuello blanco, se pisotee la democracia.

El Jefe del Ejecutivo federal aseguró que sus críticas al INE no son una intromisión, sino que lo comenta porque, aseguró, fue víctima de estos mismos actos, cuando lo desaforaron para que no pudiera participar en la elección presidencial de 2006.

"Es extraño, porque antes no lo hacían, ahora están convertidos en el supremo poder conservador, ya deciden quién es candidato y quién no. Antes no era así, a lo mejor ya cambiaron las leyes o antes no se aplicaban y ahora sí aplican (…) ¿Cómo voy yo a quedarme callado?, ¿nada más porque soy Presidente? Eso para mí es un atentado a la democracia, así de claro, es juego sucio, es antidemocrático".

"Yo siempre voy a defender la democracia, siempre, y no voy a aceptar que de arriba, por intereses cupulares, por intereses de mafias, por los intereses de la maleantada de los malandros de cuello blanco, se pisotee la democracia", aseveró.

En Palacio Nacional, el Mandatario reconoció que serán las autoridades electorales quienes decidirán sobre el tema, "pero yo ya hablé, porque no me voy a quedar callado en un asunto que nosotros padecimos mucho, muchísimo".

Acusó que hay quienes se "rasgan las vestiduras" hablando de legalidad y democracia, y de que él es un Presidente autoritario, casi dictador, "un Presidente que censura, que no respeta la libertad de expresión, de manifestación de las ideas, son exactamente lo opuesto".

López Obrador y Corral hacen las paces

Más tarde, en Ciudad Juárez, Chihuahua, el presidente López Obrador y el gobernador de Chihuahua, Javier Corral (PAN), zanjaron sus diferencias y se comprometieron a trabajar en favor del estado.

Al encabezar una evaluación de los programas del Bienestar en la entidad, el Presidente dejó atrás su enérgico discurso en contra de Corral, que se generó el año pasado por el diferendo con la Federación por no cumplir un tratado internacional de aguas con Estados Unidos.

En el gimnasio del Tecnológico de esta ciudad fronteriza, el Mandatario llamó en tres ocasiones a "Javier", con quien dijo puede haber diferencias, pero como autoridades tienen que actuar en beneficio del pueblo.

Organismo "está tomando partido"

La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, afirmó que el INE está tomando partido en las elecciones: "Creo que es una acción parcial del INE que va en contra de los fundamentos de la Constitución del propio instituto, de su imparcialidad, de su objetividad y de funcionar como un árbitro en las elecciones".