Si INE niega candidatura, impugnaré, dice Salgado

·3  min de lectura

CHILPANCINGO, Gro., abril 11 (EL UNIVERSAL).- Para Félix Salgado Macedonio no hay plan B. Este sábado comenzó una caravana para llegar a la Ciudad de México para estar afuera del Instituto Nacional Electoral (INE) cuando se resuelva si es o no candidato de Morena a la gubernatura de Guerrero.

Eran las 6:30 horas y en el asta bandera, en Acapulco, sus simpatizantes ya lo esperaban para partir rumbo a la capital a defender su candidatura.

Esta es la tercera vez que Salgado Macedonio es candidato a gobernador, pero en esta ocasión ha defendido más la candidatura que haciendo campaña.

También cuenta con mayor preferencia, pero al mismo tiempo es cuando más cuestionado ha estado. Con esta es la segunda vez que pierde la candidatura, la primera fue porque la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de Morena resolvió reponer el proceso por las acusaciones de acoso y violación sexual.

Se volvió a hacer la encuesta y la ganó, según informaron los dirigentes del partido.

La caravana salió con 50 vehículos encabezados por la combi de Salgado. La intención es llegar el lunes para estar presente cuando el INE discuta otra vez la cancelación de la candidatura o modifique su fallo.

Antes de salir, Salgado Macedonio reiteró lo que ha venido diciendo desde que le retiraron la candidatura: el INE se la debe devolver porque él nunca tuvo el estatus de precandidato.

Dijo que los consejeros tienen que tomar en cuenta su derecho de votar y ser votado, y afirmó que está dispuesto a aceptar una sanción como multa o una amonestación pública, pero no el retiro de la candidatura.

"El INE no puede quitarme la candidatura, tampoco imponer candidatos", dijo.

Además, cuestionó lo que pasaría si el instituto le retira definitivamente la candidatura, pues según los tiempos legales, Morena ya no podría registrar a otro contendiente.

El primer alto que hizo la caravana fue en Tierra Colorada para almorzar, ahí se sumaron otros simpatizantes y partió hacia Chilpancingo.

En ese punto volvió a hacer otro alto y se juntaron simpatizantes. En el lugar volvió a declarar sobre el INE.

Aseguró que si el instituto electoral ratifica su cancelación, volverá a impugnar.

Y lanzó de nuevo su advertencia contra los consejeros del instituto: terminando este proceso comenzará con un juicio político en su contra.

Dijo que el INE en este momento cuenta con súper poderes, por lo que adelantó que pedirá que se legisle para acotarlo y hasta para desaparecer.

Salgado Macedonio acusó al instituto de hostigarlo, de fiscalizar aun cuando no es el abanderado de Morena, mientras que al otro candidato, el de la alianza PRI-PRD, Mario Moreno Arcos, no lo vigilan.

Incluso, en la última marcha que encabezó en Acapulco, Salgado Macedonio denunció que Moreno Arcos viaja en aviones, come en restaurantes caros, hace campaña en lugares de lujo y que nadie le dice algo.

La caravana volvió a tomar camino rumbo a Iguala, donde llegaron alrededor de las 17:00 horas. Ahí instalaron casas de campaña en el zócalo de la ciudad para dormir y muy temprano salir rumbo a la Ciudad de México, directo a las instalaciones del órgano electoral.

En la ciudad el morenista recibió una cabalgata y volvió a encabezar un mitin donde repitió todo lo que ha venido diciendo en los últimos días.

En Iguala, la caravana dormirá a la intemperie, en casas de campaña y en una de las ciudades más inseguras que hay en Guerrero.