Industria farmacéutica, una evolución con mucha historia

·4  min de lectura

ORIGEN de la palabra “farmacia”: el “pharmakon” significa veneno o medicamento. La serpiente es el símbolo representativo de las farmacias y de la Organización Mundial de la Salud.

En los inicios, farmacia, medicina, médico y farmacéutico significaban lo mismo. Se ubican hace nueve siglos en la India, con la medicina ayurveda basada en remedios vegetales, animales y minerales que hoy continúa en uso por sus excelentes beneficios.

Hipócrates decía que las enfermedades son causadas por desequilibrio entre los cuatro humores del cuerpo: bilis, atrabilis, sangre y flema.

Los boticarios franceses y alemanes descubrieron la acetona, tartrato sódico potásico, el nitrato y sulfato potásicos, acetato mercúrico, entre otros.

También lee: Píldora de Merck anticovid vs. ivermectina: lo que necesitas saber sobre su efectividad y uso

Posteriormente surgió la Nacional de Medicina, fundada por el boticario José Hortega, de Barcelona. Luego llegaron la morfina, el yodo, cloroformo, aluminio, y Ambrosioni descubre el azúcar en la sangre de los diabéticos.

En México surgieron los primeros laboratorios en el siglo XIX. En el de Leopoldo Río de la Loza se producía ácido sulfúrico, éter sulfúrico, sosa y carbonato de sosa, sulfato de sodio y de hierro, entre otros. Al final del siglo XIX surgió en México la medicina de patente y la especialidad farmacéutica.

Estos nuevos medicamentos industriales, procedentes de Europa y Estados Unidos, llegaban envasados, con dosis incluida y sencilla administración. Se caracterizaban por ser productos químicos que se fabricaban a partir de la síntesis orgánica y aislamiento de moléculas con propiedades medicinales. Gracias a estos productos surgió la transformación radical en el tratamiento y prevención de las enfermedades. Las farmacias y boticas nacionales iniciaron la venta al público.

Para competir en el mercado con los medicamentos importados, farmacéuticos mexicanos elaboraban medicinas de marca en sus boticas, como el laboratorio de la Farmacia del Hospital de Jesús, en la Ciudad de México, hospital que en 1903 estaba a cargo del profesor Juan B. Calderón, quien fue el precursor de la industrialización de la farmacia en nuestro país, donde se confeccionaban innovadoras presentaciones farmacéuticas: perlas, cápsulas, gelatinas, comprimidos, tabletas, tinturas, extractos fluidos, ungüentos y pomadas.

No te pierdas: Combinación de medicamentos probada en hámsteres ‘domina efectivamente’ infección del covid-19

También surgió el medicamento inyectable en ampolletas de vidrio para una sola aplicación, donde la Farmacia del Hospital fue la primera en el país y aun en América en usarse, desarrollo que no se había iniciado ni en Estados Unidos.

La industria farmacéutica en México es cada vez más productiva, gran parte de los medicamentos que se consumen en nuestro país se producen en México y existen diversas compañías farmacéuticas de capital nacional. Es una industria en crecimiento que supera “crisis” dado que “la salud es prioritaria para la calidad de vida del ser humano”.

El sector farmacéutico ha crecido 24.36 por ciento de enero a septiembre 2021, respecto a igual periodo de 2020.

Te interesa: Yezo: ¿en qué consiste este nuevo virus japonés y cómo afecta a los seres humanos?

En 2020, el consumo mexicano de la industria farmacéutica fue de 26,276 millones de dólares, lo cual representa un incremento del 100 por ciento respecto a 2011.

Ha habido una modernización importante que hoy nos permite, en el mismo punto de venta, recibir el beneficio y comodidad de un servicio completo, desde medicamentos, consultas, recetas médicas y pruebas de covid-19 hasta tiempo aire, pago de servicios y bocadillos.

Dada la gran aceptación y demanda de los medicamentos genéricos, los cuales representan el 78 por ciento del consumo en nuestro país, a bajo costo y alta eficacia, se destacan protagónicamente los servicios que dan las farmacias de oferta de genéricos con consultorio. Se realizó un estudio acerca de la situación en nuestro país y existen 52,000 farmacias en México y hay 4.12 establecimientos de este tipo por cada 10,000 habitantes (datos 2020).

Te recomendamos: Ameba comecerebros: ¿qué es y por qué mató a un niño que visitó una fuente de agua?

Hoy en día la industria farmacéutica es una actividad económica estratégica en toda la república mexicana, pues es la séptima actividad más importante de las industrias manufactureras de un total de 291, según su producción.

De acuerdo con los censos económicos de 2014, la industria farmacéutica en su conjunto emplea a 79,009 personas, lo que representa un incremento en comparación con lo detectado en los censos de 2004 (58,092 personas) y de 2009 (77,750 personas).

Al demandar insumos para realizar su producción, genera impacto y derrama económica en 161 ramas de actividad, de un total de 259 que integran la economía mexicana. N

—∞—

Jaime López es presidente de Farmacias La Generosa. Los puntos de vista expresados en este artículo son responsabilidad del autor.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.