Indra no le pertenece al PSOE ni puede provocar un fraude en Colombia

·4  min de lectura

Bogotá, 21 abril (EFE).- La compañía Indra no es propiedad del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) ni del Gobierno de España y el "software" de la tecnológica contratado para los comicios presidenciales en Colombia solo se ocupa de automatizar la gestión de los datos recogidos en el escrutinio, que es operado exclusivamente por el Consejo Nacional Electoral (CNE), por lo que no puede influir en el resultado.

Mensajes en redes sociales afirman que la multinacional es propiedad de esta fuerza política y del Ejecutivo español y que su "software" se utilizará para cometer fraude en las elecciones colombianas del próximo 29 de mayo.

Las publicaciones también atribuyen la victoria del expresidente venezolano Hugo Chávez (1999-2013) y de su sucesor Nicolás Maduro al programa de Indra.

Los internautas afirman que el "petrismo", en referencia al candidato presidencial de izquierdas Gustavo Petro, "tiene el registrador y el 'software' de 27.000 millones de pesos (algo más de 7 millones de dólares), hecho por la empresa INDRA, propiedad del Gobierno socialista español, para robarse las elecciones".

HECHOS: Indra no es propiedad del PSOE ni del Gobierno español, su "software" está exclusivamente operado por el Consejo Nacional Electoral (CNE) y su cometido consiste en automatizar la gestión de los datos recogidos previamente en el escrutinio, por lo que no puede influir en el resultado. El resto del proceso electoral lo gestiona una unión temporal de empresas encabezada por la compañía Thomas Greg & Sons.

INDRA NO LE PERTENECE AL PSOE

El 18,7 % de las acciones de Indra pertenecen al Estado español, a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), una entidad pública adscrita al Ministerio de Hacienda encargada de la administración de empresas y sociedades públicas, entre las que también se encuentra la Agencia EFE.

En España, el Consejo de Ministros aprobó en febrero un aumento de la participación accionarial de la SEPI en Indra hasta un 28 %, lo que consolida al Estado como el mayor accionista de la empresa. Aun así, la Sociedad de Participaciones Industriales pertenece al Estado, no a un partido político o a un Gabinete de ministros determinado.

El resto de acciones se las dividen bancos y otros actores financieros privados.

Indra ha participado desde hace años en diferentes procesos electorales en América Latina y ha desarrollado más de 450 proyectos electorales tanto en España como en el resto del mundo, como en Reino Unido, Noruega, Francia, Chile o Argentina.

En Colombia se estrenó en 2002 con la gestión automática de los datos tras el recuento provisional en varios departamentos de las elecciones y las presidenciales, que ganó el candidato de derecha Álvaro Uribe Vélez (2002-2010), muy lejos ideológicamente de Petro.

¿CUÁL ES EL PAPEL DEL 'SOFTWARE' EN LAS ELECCIONES?

Los mensajes virales se refieren al "software" de Indra como si fuera el único sistema tecnológico utilizado en las elecciones en Colombia y lo acusan de abrir la puerta al fraude. Aun así, la compañía española solo participa en una parte concreta del proceso de gestión de datos, pues el grueso lo gestiona una unión temporal de empresas encabezada por la multinacional británica Thomas Greg & Sons.

La Registraduría de Colombia le adjudicó la mayor parte del proceso a la Unión Temporal Disproel, conformada por 11 empresas, entre ellas, Thomas Greg & Sons Limited S.A, matriz del conglomerado escogido que, en la práctica, concentra la contratación para la organización de las elecciones, como se puede comprobar en la web de la Agencia Nacional de Contratación Pública.

Como regula el Código electoral de Colombia, el proceso electoral cuenta de un preconteo- un conteo preliminar de votos que se adelanta el mismo día de las elecciones, pero que no tiene carácter vinculante- y del escrutinio, que consolida los resultados de las votaciones y que consta de varias etapas.

UN "SOFTWARE" QUE AUTOMATIZA RESULTADOS

"El 'software' de Indra no consolida los escrutinios municipales, distritales, departamentales ni de la votación en el exterior", explica a EFE Verifica el magistrado del CNE Luis Guillermo Pérez.

"En realidad es como una gran calculadora que va a sumar todo lo que hace la unión temporal gestionada por Thomas Greg & Sons", apostilla.

Fuentes de la compañía española le dijeron a EFE Verifica que el 'software' ha empezado apenas a funcionar esta semana para las elecciones del Senado y de la Cámara de Representantes del pasado 13 de marzo. Y reiteraron que la recopilación de datos desde el día que se acabó la jornada electoral hasta ahora recae en Thomas Greg & Sons que se encarga del escrutinio de mesa, de municipio y de departamento.

Le toca entonces al "software" de Indra recoger esos datos, en manos de los magistrados del CNE, y con ello "se hacen las otras impugnaciones que no se resolvieron en el paso anterior", manifiestan las citadas fuentes.

DESINFORMACIÓN QUE VUELVE

Según un memorando de Indra, la empresa estuvo presente en procesos electorales de Venezuela en 1998, 1999 y 2000 con el sistema de escáner PaperVote, que ofrecía transmisión automática de resultados desde la urna electoral.

Desde hace años que ya no operan en el país caribeño, según la multinacional, pero además han brindado sus servicios a decenas de países, con resultados de todos los espectros políticos, y en España ha sido la encargada de transmitir los datos provisionales en la mayoría de los comicios.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.