En estado de desesperación y tras el aumento de casos, el sudeste asiático retrocede ante el Covid-19

·5  min de lectura
Unos trabajadores bajan un ataúd durante la inhumación de una víctima fatal de Covid-19, en una zona especial para esos cadáveres en el cementerio público de Jombang, el lunes 21 de junio de 2021 en Tangerang, en las afueras de Yakarta, Indonesia
Unos trabajadores bajan un ataúd durante la inhumación de una víctima fatal de Covid-19, en una zona especial para esos cadáveres en el cementerio público de Jombang, el lunes 21 de junio de 2021 en Tangerang, en las afueras de Yakarta, Indonesia

YAKARTA.- Pese a las duras restriciones impuestas a inicios de la pandemia en 2020, el relajamiento de las medidas y la escasa vacunación contra el Covid-19 dio un giro a la situación en el sudeste asiático. Indonesia batió este domingo un nuevo récord de casos diarios de coronavirus, con más de 21.000 infecciones; y tras un aumento en los contagios, Tailandia anunció nuevas restricciones.

Mientras los hospitales se inundan de pacientes en Yakarta y en otros puntos Indonesia, el país más afectado por la pandemia del Covid-19 del sudeste asiático; Bangkok ha tenido que retroceder la flexibilización de medidas en los restaurantes y restringiendo a 20 el número máximo de personas en reuniones.

Derrumbe en Miami: en medio de la angustia y la frustración, los familiares de las víctimas visitan el lugar del desastre

Hasta la fecha, Indonesia registró más de 2,1 millones de casos de coronavirus y 57.138 muertes desde el inicio de la pandemia. Pero se cree que la cifra real es mucho mayor debido a las bajas tasas de detección.

Pero se estima que las cifras reales son mucho más altas debido al bajo número de pruebas realizadas. El número de contagios se ha disparado en el país en las últimas semanas, tras los viajes realizados por millones de personas en mayo para llegar a sus seres queridos al finalizar el mes de ayuno musulmán del Ramadán.

Los excavadores de tumbas exhaustos descansan entre los funerales en un cementerio designado para las víctimas de Covid-19 en Bandung, Java Occidental, Indonesia
TIMUR MATAHARI


Los excavadores de tumbas exhaustos descansan entre los funerales en un cementerio designado para las víctimas de Covid-19 en Bandung, Java Occidental, Indonesia (TIMUR MATAHARI/)

Al mismo tiempo, las autoridades identificaron la presencia de nuevas variantes del virus altamente contagioso, como la cepa delta, detectada por primera vez en la India.

”Esperábamos un aumento en el número de casos”, dijo la portavoz del equipo a cargo de la lucha contra el Covid-19, Siti Nadia Tarmizi. ”El pico se espera dentro de las próximas dos o tres semanas”, añadió, dando una idea de que todo se agravará.

Los temores de un fracaso generalizado del sistema de salud de Indonesia aumentan y los informes de prensa indican casos de pacientes dados de alta porque los hospitales están abarrotados. En la capital, Yakarta, muy afectada, así como en Java occidental y central, los pacientes ingresan en masa a los hospitales, incluidos los que portan la variante delta del virus, identificada por primera vez en abril en la India.

De Groenlandia a la Amazonia: la cadena de interacciones de la que puede depender el futuro del planeta

Las autoridades pretendían tener vacunados a más de 180 millones de sus 270 millones de habitantes para principios del próximo año, pero hasta el momento ha inmunizado solamente a un 5% de la población.

Además, más de 350 médicos y trabajadores sanitarios se han contagiado con Covid-19 en Indonesia a pesar de estar vacunados con Sinovac, según las autoridades, mientras crece la preocupación por la eficacia de algunas vacunas contra las variantes más infecciosas del coronavirus.

La mayoría de los trabajadores contagiados eran asintomáticos y se estaban aislando en sus casas, dijo Badai Ismoyo, jefe de la oficina de salud del distrito de Kudus, en el centro de Java, pero docenas han sido hospitalizados con fiebres altas y caída de los niveles de saturación de oxígeno.

Una capital que retrocede

Por otra parte, Bangkok, la capital de Tailandia, que afronta un brusco aumento en los contagios por Covid-19, anunció este domingo una prohibición a los servicios de restaurantes en interior y a las reuniones de más de 20 personas, así como el cierre de obras de construcción y el aislamiento de alojamientos para trabajadores en Bangkok y otras nueve provincias. El gobierno anunció que las medidas se mantendrán por 30 días.

Tailandia reportó 3995 casos confirmados y 42 muertes en las últimas 24 horas. Las cifras se han multiplicado por dos hace poco, un repunte que las autoridades sanitarias han atribuido a la falta de cooperación de trabajadores migrantes en la construcción y en fábricas.

Un recinto en obras se ve vacío en Bangkok, Tailandia, el viernes 25 de junio de 2021. Las autoridades tailandesas anunciaron nuevas restricciones para combatir los contagios de coronavirus
Un recinto en obras se ve vacío en Bangkok, Tailandia, el viernes 25 de junio de 2021. Las autoridades tailandesas anunciaron nuevas restricciones para combatir los contagios de coronavirus


Un recinto en obras se ve vacío en Bangkok, Tailandia, el viernes 25 de junio de 2021. Las autoridades tailandesas anunciaron nuevas restricciones para combatir los contagios de coronavirus

“Los campamentos se cerraron, pero los trabajadores se escabulleron a mercados y zonas residenciales, y expandieron la enfermedad”, dijo Apisamai Srirangson, portavoz del Centro de la Administración de Situación del Covid-19. Las medidas de control demostraron tener éxito en 28 días para gestionar focos de contagio en la provincia de Samut Sakhon, al sur de Bangkok, pero no en la capital, afirmó la vocera.

La situación se ha vuelto crítica y empiezan a escasear las camas de hospital en la capital para pacientes graves por Covid-19, pese a la creación de varios hospitales de campo.

El primer ministro, Prayuth Chan-o-cha, dijo el viernes que por el momento se había rechazado un toque de queda de siete días para toda Bangkok. Según las nuevas restricciones, los trabajadores de la construcción serán aislados en campos en Bangkok y cinco provincias vecinas, así como en las cuatro provincias más sureñas, todas con picos de infeciones.

Los grandes almacenes y centros comerciales en Bangkok podrán abrir hasta las 21hs., aunque los restaurantes sólo podrán servir comida y bebida para llevar. Se cancelaron seminarios, fiestas y reuniones. Si se descubren nuevos focos de contagio, el gobernador puede aislar a las comunidades afectadas.

El gobierno también anunció que los viajeros procedentes de las diez provincias, incluida Bangkok, serán aislados y tendrán que hacer cuarentena. Sin embargo, tenían previsto seguir adelante con el plan de permitir que los turistas que hayan completado su vacunación visiten la isla turística de Phuket sin hacer una cuarentena de 14 días obligatoria en otros casos.

Derrumbe y rescate en Miami, en vivo: qué pasó, novedades y últimas noticias

Tailandia quiere comenzar cuanto antes la recuperación de su lucrativo sector turístico, devastado por la pandemia y las consecuentes restricciones a los viajes. El país ha administrado unos 8,66 millones de dosis de vacunas, y en torno al 9% de sus 69 millones de habitantes han recibido al menos una dosis.

Las voces críticas acusan al gobierno de Prayuth de no haber conseguido suministros adecuados y oportunos de vacunas. El mandatario señala que el país tiene acuerdos que conseguirían vacunas suficientes para inmunizar al 70% de la población antes que acabe el año.

Agencias AFP, ANSA y AP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.