Indocumentado elude pena capital al declararse culpable de asesinar a policía

Agencia EFE
·2  min de lectura

Los Ángeles, 6 nov (EFE News).- Un mexicano que reside ilegalmente en el país evitó una posible condena a la pena de muerte al aceptar su culpabilidad el jueves por el asesinato de un policía en el norte de California.

Paulo Virgen Mendoza -quien fuera identificado inicialmente por las autoridades como Gustavo Pérez Arriaga- se declaró culpable del asesinato del cabo Ronil Singh, ocurrido tras una detención de tránsito en la madrugada del 26 de diciembre de 2018 en Newman, al noroeste de Los Ángeles.

En su presentación ante el juez Ricardo Córdova, Virgen Mendoza igualmente admitió su vinculación con pandillas y el uso de una arma de fuego, entre otras agravantes, que lo hacían candidato a la pena capital. Respetando el acuerdo con la Fiscalía, Córdova lo condenó seguidamente a cadena perpetua.

Virgen Mendoza, de 34 años, tenía dos arrestos previos por manejar intoxicado, según confirmó este viernes a Efe la oficina de Adam Christianson, alguacil del condado de Stanislaus.

Tras su primer arresto el 14 de agosto de 2011, fue hallado culpable por manejar bajo el efecto del alcohol.

Nuevamente fue arrestado el 5 de junio de 2014 por conducir en estado de ebriedad y citado a presentarse ante la corte en enero de 2015 pero nunca compareció, por lo que existía una orden de arresto en su contra.

Al leer una declaración en español, Virgen Mendoza dijo que había estado “bebiendo todo el día (25 de diciembre de 2018) y toda la noche” y compró más cerveza en una licorería.

Cuando Singh lo detuvo por su forma irregular de conducir y se acercó al vehículo, “le disparé varias veces” a través de la ventanilla, dijo.

El agente Singh, originario de Fiji, emigró a California con su familia en 2003 y luego de graduarse de la academia policial ingresó en 2011 al Departamento de la Policía de Newman.

De 33 años, el policía estaba casado y tenía un hijo de cinco meses cuando fue asesinado.

El caso llamó la atención nacional cuando el presidente Donald Trump lo citó como argumento para insistir en la necesidad de completar un muro a lo largo de la frontera con México, en una declaración desde la Casa Blanca el 9 de enero de 2019.

El 28 de diciembre de 2018, al informar de la captura de Virgen Mendoza -lograda 55 horas después del homicidio de Singh- Christianson, señaló que las leyes santuario de California habían evitado que el latino fuera entregado antes a las autoridades de inmigración y eso llevó al encuentro fatal con el policía.

Otros dos indocumentados, incluido un hermano de Virgen Mendoza, fueron condenados por un jurado federal por ayudarlo a tratar de escapar a México.

Otros tres, incluida su novia, igualmente se declararon culpables. Todos fueron procesados para deportación.

(c) Agencia EFE