Indignación con marca francesa de ropa que usó a mujeres zapotecas de Oaxaca

·4  min de lectura
Foto: Captura de video Instgram vía @lienzos.extraordinarios

El pasado 8 de enero la activista y artista textil Manuela Cortés compartió en su cuenta de Instagram Lienzos Extraordinarios una denuncia en contra de la marca de ropa francesa Sézane por usar a mujeres indígenas para promocionar sus productos.

“Si no podemos plagiar, usemos a las personas de los pueblos originarios como capital cultural.Las culturas originarias tratadas como una vitrina de donde se puede escoger y tomar. Sin respeto. Sin ética”, escribió Cortés junto a un video en el que se puede ver el momento en el que una mujer de la tercera edad es fotografiada.

La sesión fue realizada en el mercado de Teotitlán del Valle, en Oaxaca, y en la denuncia se señala que a la mujer de la tercera edad se le ofrecieron $200 pesos para bailar usando un suéter de la marca.

El caso reportado por la activista no fue el único, pues medios locales señalaron que la firma francesa utilizó a más mujeres zapotecas para realizar sus promocionales, además, informaron que mientras ellas seguían las instrucciones, el resto de personas se burlaban de ellas.

El diario Milenio entrevistó a una de las mujeres, una artesana llamada Guillermina Gutierrez, quien dijo que luego de que usó las prendas de la marca y le tomaron las fotos, lo que demoró una hora, no le pagaron el dinero que le habían prometido.

Luego de que el caso ganó popularidad en redes sociales, el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) emitió un comunicado en el que condenó lo sucedido, además, señalan: “el INPI con base en sus atribuciones, dialogará con las autoridades de Teotitlán y las personas agraviadas para emprender un recurso jurídico, de conformidad con la ley, ya que estas acciones atentan contra la dignidad de los pueblos y comunidades y refuerzan estereotipos racistas sobre la cultura y las tradiciones indígenas”.

La Secretaría de Gobernación, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) y la Secretaría de Cultura, también emitieron un comunicado en el que pidieron un trato digno y respetuoso para los integrantes de los pueblos originarios, además señalan que rechazan “el trato denigrante y de burla al utilizar a mujeres zapotecas de Teotitlán del Valle, Oaxaca, lucrar con su imagen, y considerar como objeto su identidad y contexto originario”.

Luego del escándalo, Morgane Sézalory, diseñadora de Sézane escribió una disculpa a Manuela Cortés, quien la compartió en Instagram. En el mensaje Morgane señala: “espero que puedas confiar en que nunca he querido lastimar a nadie o faltar al respeto. Mi única intención desde que comencé a trabajar y viajar ha sido hacer las cosas de la manera más hermosa y correcta, con todo mi corazón y pasión. Y siempre devolver y tratar de actuar de la mejor manera a través de acciones concretas”.

Sobre lo ocurrido con Guillermina Gutierrez, menciona que esa sesión fotos no fue con la intención de ser usadas para promocionar la marca, sino que era un gusto personal: “conocí a la bella mujer cuando paseaba y contemplaba la belleza de su calle. El verde de su pared me llamó la atención, ella estaba en su patio y me vio, sonreímos mucho y me invitó a pasar. Teníamos una verdadera conexión y una alegría compartida, no se trataba de donde nacimos, era sobre dos corazones que se encontraron, había música, así que bailamos”.

Finalmente, la diseñadora señala: “quiero expresarles mis más profundas disculpas por mis errores al no lograr compartir el profundo respeto, admiración con la comunidad local. Espero que puedas confiar en que nunca he querido lastimar a nadie”.

Por su parte, Manuela Cortés le respondió calificando a su mensaje como “lágrimas blancas”, además señala que las disculpas no deben ser hacía ella, sino a las mujeres de la comunidad zapoteca y la comunidad de Teotitlán del Valle.

También puso en duda su versión de lo que pasó con Guillermina: “me estás diciendo que la tía, como nos referimos a las señoras mayores en Oaxaca, que hace bailar un miembro de tu producción frente a, por lo menos, 10 cámaras que insaciables disparan sin parar mientras todos hacen risitas, ¿es una foto personal para registrar y compartir tu visita? Dices que la ropa de tu marca que le ponen a las mujeres de Teotitlán para después fotografiarlas frente a unos tapetes, ¿no llevan un fin comercial?”.

Y remata: “qué casualidad que todas las mujeres retratadas van vestidas con su indumentaria tradicional. Ni uno solo de estos corazones a los que tanto te refieres lleva puesto jeans y una camiseta polo.... ¿será que al quitarse su atavío pierden ese ‘no sé qué’?”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Joven amenaza a la policía con el poder de su padre, pero resultó peor para él

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.