Indignación en China: un corgi fue brutalmente asesinado por el personal sanitario durante una desinfección por Covid

·3  min de lectura
Mataron a un perro de la raza corgi en China
Shutterstock

HONG KONG.- La golpiza mortal de un perrito corgi por parte de trabajadores de prevención de epidemias que desinfectaban un edificio residencial vinculado a un brote de Covid-19 en el sureste de China ha provocado indignación en el país, lo que llevó a algunos dueños de mascotas y activistas por los derechos de los animales a cuestionar el alcance de las estrictas medidas de control de la pandemia.

El viernes, la dueña del corgi, compartió imágenes de una cámara de seguridad que mostraban a su perro acurrucado detrás de una mesa mientras dos personas vestidas con trajes caminaban hacia él, y una de ellas blandía una barra de hierro. Cuando los dos trabajadores pasaban junto a la cama con estampado de vaca del perro, uno de ellos golpeó a la mascota en la cara con la varilla mientras el animal intentaba escapar hacia otra habitación.

Captura del video posteado online en el que se ve la golpiza mortal a un corgi por parte del personal sanitario en China
Twitter


Captura del video posteado online en el que se ve la golpiza mortal a un corgi por parte del personal sanitario en China (Twitter/)

En una entrevista con un medio de comunicación local, la dueña del perro, identificada solo por su apellido Fu, dijo que presenció la golpiza a través de una aplicación en su teléfono conectada a la cámara de seguridad de su hogar y usó un altavoz conectado a la cámara para rogar a los trabajadores que dejen a su perro tranquilo, pero sus súplicas fueron ignoradas.

La Sra. Fu dijo que escuchó al perro llorar fuera de la cámara y luego vio a los trabajadores llevándose una bolsa amarilla después de que cesaron los gemidos. Minutos después pudo ver sangre en el suelo, lamentó.

Las redes sociales chinas estallaron en comentarios e indignación por el asesinato brutal del perro. Algunos cuestionaron la confianza en el sistema.

Mucha gente cumple. Dejan de salir, usan máscaras todos los días e incluso piden comida para llevar en lugar de ir a restaurantes”, se lee en una publicación en la popular aplicación WeChat. “Entonces son puestos en cuarentena sin que sea culpa suya y sus mascotas son asesinadas, ¿Quién puede sentirse seguro al cooperar con la cuarentena?”.

Los trabajadores de la salud guían a los viajeros a una estación de inspección del coronavirus Covid-19 en la estación de tren de Yantai en la provincia de Shandong, en el este de China
STR


Los trabajadores de la salud guían a los viajeros a una estación de inspección del coronavirus Covid-19 en la estación de tren de Yantai en la provincia de Shandong, en el este de China (STR/)

La Sra. Fu, que vive en Shangrao, una ciudad mediana en la provincia de Jiangxi, dijo en una publicación en la plataforma de microblogging Weibo, similar a Twitter, que había llamado al corgi Chaofen, en honor a un famoso plato regional de fideos fritos. También escribió que había dado negativo en la prueba del virus en el momento del incidente.

Al día siguiente, los funcionarios del distrito de Shangrao emitieron un comunicado diciendo que los trabajadores llevaron a cabo procedimientos de “eliminación de bioseguridad” en la casa “en medio de una comunicación imperfecta” con la Sra. Fu. No hay indicios de que el perro haya sido probado para detectar Covid-19 antes de ser asesinado.

El ataque al corgi se produce cuando China continúa su batalla de una semana contra un nuevo brote de coronavirus que se ha extendido a varias provincias. En todo el país, miles de personas han sido enviadas a cuarentena centralizada mientras continúa el trabajo de rastreo de contactos. China se ha adherido a una política de tolerancia cero para Covid-19 y ha implementado estrictos bloqueos para eliminar cualquier rastro del virus.

La emisora estatal de Televisión Central de China intervino en el debate el lunes. En un extenso artículo de opinión titulado “Perro en cuarentena asesinado salvajemente”, compartido en Weibo, CCTV dijo que no había una necesidad absoluta de sacrificar a los animales cuando se enfrentaba al Covid-19, citando prácticas en Beijing y Shanghai, que generalmente permiten mascotas de personas enviadas a cuarentena para acompañarlos o ser atendidos por separado.

“No trate a las mascotas de otras personas como animales”, decía la publicación de CCTV. “Hasta cierto punto, la forma en que una sociedad trata a los animales refleja su grado de civilización”.

Por Natasha Khan

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.