Indigna muerte de doctora tras denunciar un abuso en Chiapas

·4  min de lectura

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., enero 30 (EL UNIVERSAL).- Autoridades de seguridad investigan la muerte de la joven Mariana de Lourdes, de 24 años de edad, egresada de la carrera de Medicina en la Universidad Autónoma de Chiapas (Unach), ocurrida en la colonia Nueva Palestina, de Ocosingo.

La Fiscalía General del Estado (FGE) indicó que abrió una carpeta de investigación, y la necropsia legal determinó que la causa del deceso de Mariana de Lourdes "N" fue por "asfixia mecánica secundaria por ahorcamiento", sin que el cuerpo presentara huellas de violencia ni de agresión sexual.

Diferentes colectivos identificaron a la víctima como Mariana Sánchez Dávalos, recién egresada, quien realizaba su servicio social en Nueva Palestina.

Hace más de un mes, la doctora habría sido víctima de ataque sexual presuntamente por integrantes de la localidad y, tras presentar su denuncia ante la FGE, acudió a la Secretaría de Salud en busca de apoyo, pero le dijeron que "se tomara un mes de vacaciones para recuperarse".

Mariana de Lourdes esperaba que fuera transferida a otra comunidad, ya que no quería regresar al sitio donde sufrió la agresión, pero su petición no recibió respuesta y el apoyo económico que recibía quedó suspendido.

La joven llevaba 10 días sin dinero, angustiada, deprimida, sin apoyo emocional ni económico, de acuerdo con fuentes cercanas a la víctima.

La activista Selene Domínguez aseguró que corresponde a la fiscalía determinar quién o quiénes la agredieron hace casi dos meses, y aclaró que no necesariamente fueron habitantes de la comunidad Nueva Palestina, pues hay señalamientos hacia compañeros de trabajo.

"Lo que continúa firme es que ya había una denuncia de esta situación de violencia y las autoridades no hicieron nada para ayudar a Mariana. Ni siquiera cambiarla de lugar", sostuvo.

Exigen justicia

Médicos y alumnos de la facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Chiapas marcharon este viernes en demanda de justicia por el deceso de su compañera Mariana Sánchez Dávalos.

A la protesta se sumaron activistas y colectivos feministas que demandaron a las autoridades que se realicen las investigaciones y se castigue a los responsables de la agresión a la joven, así como que se investiguen las omisiones cometidas en su caso.

La marcha salió del Parque Bicentenario a la Escuela de Medicina, donde los asistentes acudieron vestidos con batas blancas y negras, en señal de luto y con pancartas de: "Justicia para Mariana" y "Chiapas feminicida".

A la entrada de la Facultad de Medicina colocaron velas y una ofrenda floral en memoria de la joven, además de realizar un mitin para exigir esclarecer los hechos donde perdió la vida.

Una de las manifestantes exigió a la Facultad de Medicina “que se castigue a los responsables que no atendieron a Mariana, en lugar de simplemente lavarse las manos culpando a la fiscalía.

"Queremos que su prestigio valga algo y que la muerte de nuestra compañera no quede impune, que sea una investigación real, no un simple teatro de las autoridades correspondientes", reclamó con un altavoz.

La mujer explicó que vestían de negro porque iban de luto y en paz, y agregó que no sólo se trata de exigir justicia, sino de honrar la memoria de Mariana y que se le recuerde como una profesional llena de sueños y metas.

"Su nombre debería resonar en todas las casas de México, porque lo último que queremos es que se le olvide su tormento; ella ha sufrido lo que cualquiera de nosotros pudo haber sufrido y estamos aquí para que este acto sea tan importante para darnos la justicia que pedimos", declaró.

Al respecto, la UNACH lamentó la muerte de Mariana y aseguró que se mantiene atenta a las investigaciones: "La prioridad de la universidad son las alumnas y los alumnos que la integran, dado que son la razón histórica de su existir".

También, unos 20 grupos feministas de Chiapas expresaron su adhesión a las exigencias de justicia y a la ola de indignación ante estos hechos.

Universidad desconocía del caso

Durante la reunión de estudiantes con la directora de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Chiapas (Unach), Ana María Flores García, la funcionaria les dijo que "gracias a Dios, Mariana no sufrió algo que es vil entre los humanos: que alguien te obligue a hacer algo que no quieras".

Los estudiantes dieron a conocer que Mariana había sufrido acoso de parte de uno de sus compañeros en estado de ebriedad.

Sobre los señalamientos de que Mariana no había tenido respaldo de la Jurisdicción Sanitaria número 9 de Palenque, Flores García sostuvo que la Unach nunca tuvo conocimiento de lo que ocurría.

"Es cierto, nosotros nunca nos enteramos. [La pasante] debió haber turnado una copia de su Facultad. Sí aun así, la secretaría tuvo parte de ese oficio y no nos comunicó, tendrán que hacer sus cuentas", expuso.