Indicios de un cáncer fuera de control

Más destacado

La frágil salud del presidente venezolano vuelve a dar más signos de la existencia de una enfermedad que los médicos ya no pueden controlar. Anteayer, las agencias de noticias internacionales informaron sobre una nueva intervención en Cuba, la cuarta ya desde el año pasado, "absolutamente imprescindible".

La causa, según explicó el propio Hugo Chávez anteanoche al designar en público a su vicepresidente como "sucesor", es la reaparición de "células malignas en la misma zona donde está localizado el cáncer", según precisó la agencia AFP.

La ausencia de información sobre el diagnóstico dificulta todo pronóstico. Aun así, en oncología, una recaída (reaparición de la enfermedad en el mismo lugar del tumor original o en cualquier otra parte del cuerpo) detona una señal de alarma. "Sobre un paciente que en un año tuvo tres intervenciones y recibió quimioterapia y radioterapia se podría inferir que la enfermedad no está siquiera controlada y que por eso vuelve a aparecer", explicó el doctor Sergio Grasso, miembro de la Comisión Directiva de la Asociación Argentina de Oncología Clínica (AAOC).

Y cada intento terapéutico que se realice tenderá a ser más y más difícil. "La única certeza es que el cáncer no está controlado", indicó el profesional. En este caso, y a pesar de ignorar de qué tipo de tumor se trata (si es un sarcoma o un carcinoma, por ejemplo), "lo que demuestra el tiempo es que el tumor nunca fue curado y que siempre está reapareciendo".

La mayoría de los tratamientos oncológicos están protocolizados, por lo que los equipos médicos suelen tener enfoques terapéuticos similares, con algunas variaciones mínimas. "Lo que sí se sabe es que el éxito depende de las características del tumor (como su tamaño o su agresividad), de la capacidad del organismo de resistir y rechazar la enfermedad, y del porcentaje de respuesta a la medicación", indicó Grasso.

Pero períodos de dos o tres meses de aparente control de la enfermedad, seguidos de nuevas terapias, son indicios de "una enfermedad que no es curable". Queda por ver si es o no controlable.

En medio de todo esto, es importante tener en cuenta también la calidad de vida del paciente y no caer en el ensañamiento terapéutico. "El cuerpo humano no está para soportar una cirugía cada dos o tres meses -dijo Grasso-. Las defensas bajan y el paciente se vuelve más susceptible a los gérmenes. Y si la enfermedad compromete un órgano noble, como el hígado o los riñones, por ejemplo, ya no habrá solución."

Sobre las sesiones de oxigenoterapia hiperbárica que el presidente Chávez se estaría realizando en Cuba, el doctor Gustavo de Simone, especialista en cuidados paliativos, comentó que existen varias líneas de investigación sobre su uso. "La hipótesis es que el oxígeno a alta presión revertiría la alteración metabólica de las células", resumió. Por ahora, suele indicarse como un enfoque investigacional paliativo.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK