La India supera los 10 millones de casos a la espera de una vacuna

Agencia EFE
·4  min de lectura

Nueva Delhi, 19 dic (EFE).- Con más de 25.000 casos reportados en las últimas horas, la India superó este sábado la barrera de los diez millones de casos de coronavirus, y las más de 145.000 muertes desde el comienzo de la pandemia, a la espera de la aprobación de una licencia de emergencia para poner en marcha una campaña de vacunación masiva para sus 1.350 millones de habitantes.

Si bien la India es el segundo país en cruzar esta barrera, después de Estados Unidos, los datos oficiales de los últimos siete días confirman que el país a puesto freno a al velocidad de propagación después de que en septiembre alcanzó niveles récord con casi cien mil casos nuevos y más de un millar de muertes cada 24 horas.

Los 25.152 nuevos contagios reportados hoy por el Ministerio de Salud ponen a la India en los mismo niveles de propagación registrados en julio, y lleva el total a 10.004.599 casos.

Con 347 muertes relacionadas a la COVID-19, en el país tienen un total de 145.136 fallecidos.

"La tendencia de más recuperaciones diarias que de nuevos casos diarios ha llevado a una contracción continua del número de casos activos de la India, que en la actualidad asciende a 308.751", indicó en un comunicado el Ministerio de Salud que reportó al 96 % de los pacientes recuperados de la enfermedad.

Asimismo el Gobierno destaca, teniendo en cuenta su numerosa población, que la recuperación "ha asegurado que los casos activos por millón de habitantes en la India (223) se encuentren entre los más bajos del mundo", afirmó.

En una reunión de miembros del Gabinete, el ministro de Salud, Harsh Vardhan, subrayó también la disminución de la tasa de mortalidad que se ha reducido desde 2% al comienzo de la pandemia hasta el 1,45 % actual, "entre las más bajas del mundo", según comunicado de su despacho.

PLAN DE VACUNACION

Aún con estos datos, "debemos ser rápidos en la vacunación de al menos 300 millones de personas de nuestra población objetivo", urgió Vardhan en la reunión virtual con representantes del Ministerio de Interior, Aviación Civil, y del despacho del primer ministro indio, Narendra Modi .

El asesor gubernamental Vinod K Paul, miembro del Grupo Especial de Expertos para la Distribución de la Vacuna (NEGVAC), planteo tres aspectos críticos de lo que, siendo la India el segundo país más poblado del mundo, será la ambiciosa campaña de vacunación que deberán llevan acabo las autoridades de manera expedita.

El desarrollo de las pruebas preclínicas y clínicas de todas las candidatas a vacunas; los detalles de las seis fórmula en fase final y de aprobación en términos de fabricación, número de dosis, y sistema de almacenamiento; y la segmentación de la población por edades, con padecimientos crónicos, son los tres elementos que de acuerdo con el Gobierno definirán el protocolo para la campaña.

El NEGVAC, constituido por el Gobierno indio a principios del mes para el diseño del plan de vacunación contra la COVID_19, presentó una guía inicial para una campaña que seguirá "un modelo similar al de las elecciones", que en el país asiático se desarrolla por fases y en periodos escalonados para evitar eventos simultáneos.

Esto prevé 1,2 millones de sesiones de vacunación por año, con múltiples estaciones para atender a entre 100 y 200 personas por sesión.

Uno de los principales retos será el sistema de seguimiento a las personas entre la primera y la segunda dosis, dado el número de habitantes y la complejidad geográfica del país.

La primera fase para vacunar a 300 millones de personas podría demorar seis meses, según las estimaciones del grupo asesor. Esta abarcará a 10 millones de trabajadores de la salud, 20 millones de funcionarios de la primera línea en el manejo de la crisis, y 260 millones de personas mayores de 60 años, o mayores de 50 con enfermedades crónicas graves.

"El objetivo es proteger a las personas, minimizar el impacto social y económico mediante la reducción de la mortalidad por la COVID-19", señala el documento.

LA VACUNA

Hasta el momento tres fabricantes de vacunas, la de la americana Pfizer, la vacuna indígena de la india Bharat Biotech, y la del Instituto Serum de la India - fabricante de la candidata de la Universidad de Oxford y el laboratorio AstraZeneca, han solicitado la aprobación de una licencia de uso emergencia del controlador de medicamentos.

El país requerirá de varios fabricantes para conseguir el mayor número de dosis en el menor tiempo posible, dado que un solo fabricante no podrá producir en corto plazo la demanda total.

El Instituto Serum, uno de los mayores fabricantes de vacunas del mundo, prevé alcanzar los 100 millones de dosis de la candidata de AstraZeneca entre enero y febrero próximo, y su primera producción estará destinada a cubrir las necesidades de la India, de acuerdo al instituto con base en la ciudad india de Pune.

Indira Guerrero

(c) Agencia EFE