La tercera ola del coronavirus se asienta en la India con 35 millones de casos

·4  min de lectura

Nueva Delhi, 5 ene (EFE).- La India superó este miércoles los 35 millones de casos por coronavirus, sumergida en una nueva espiral de infecciones diarias, que se han multiplicado por seis en menos de una semana y dejan patente la llegada de una tercera ola al país asiático.

En los últimos siete días los casos en el país han pasado de rondar los 10.000 diarios a los 58.097 confirmados hoy en las últimas 24 horas por el Ministerio de Salud indio, marcando un acelerado ritmo de propagación de la enfermedad que coincide con la entrada de la nueva variante ómicron.

La India no reportaba un número tan elevado de infecciones desde el 20 de junio del año pasado, cuando se informó de 58.419 contagios en una sola jornada.

El dato de hoy es también el principio de lo que algunos expertos temen que sea la mayor ola experimentada en los últimos dos años.

PREPARADOS PARA LO PEOR

El consejo asesor Niti Aayog del Gobierno de la India indicó recientemente que la proyección de los datos, basada en las tendencias experimentadas en Europa, sugieren que el país podría llegar a reportar entre 500.000 y un millón de casos diarios si no se logra contener la propagación del virus.

El jefe del centro de Investigación médica de la Universidad Jawaharlal Nehru, Rajib Dasgupta, afirmó a Efe que "es probable que la fase ómicron en la India se extienda muy rápidamente, si se toma en cuenta la experiencia global".

Con un "optimismo cauteloso", el médico investigador resaltó el hecho de que los datos de hospitalización se mantienen bajos, probablemente debido a que los niveles de inmunidad colectiva y la tasa de vacunación influyen positivamente en la severidad de la enfermedad.

Esta posible avalancha de casos representa un peligro para la India, que cuenta con un frágil sistema de salud, una población vulnerable, y reservas limitadas de suministros médicos y camas de hospitales.

El pico de 400.000 casos por día, experimentado el pasado mayo durante en el peor momento de la pandemia, provocó la saturación de hospitales, la escasez de sus reservas de oxígeno y el colapso de las funerarias y crematorios con más de 4.000 muertos por día.

Las autoridades de Nueva Delhi ordenaron esta semana a los hospitales reservar hasta un 40 % de las camas para pacientes de la covid-19, ya que prevén que la capital india podría llegar a registrar entre 50.000 y 100.000 contagios al día, un volumen de enfermos nunca visto en la urbe.

Según el boletín oficial, en la capital india, que a día de hoy reporta cerca de 6.000 casos diarios, de momento hay unas 9.000 camas para pacientes de la covid-19, 531 de las cuales ya están ocupadas.

Nueva Delhi tenía un total de 6.000 casos activos el pasado 1 de enero, con 247 pacientes hospitalizados y cinco pacientes bajo asistencia respiratoria.

Un escenario que dista de los 6.600 casos activos el 27 de marzo de 2021, en segunda plena ola provocada por la variante delta, cuando se ocuparon 1.150 camas de oxígeno y 145 contaban con asistencia respiratoria.

EN ASCENSO

El ascenso está impulsado por la rápida propagación del virus en las ciudades de Bombay, Nueva Delhi, y Calcuta, tres de las mayores metrópolis del país, lo que coincide también con una mayor proporción de la detección de la nueva variante ómicron en estas regiones.

El estado occidental de Maharashtra, con Bombay como capital, es el más afectado por el auge de los contagios con 18.466 casos confirmados en la última jornada.

Al mismo tiempo es la región con más casos de ómicron, con 653, seguida de Nueva Delhi, con 464.

Los datos recopilados por las autoridades confirman además 534 muertes en todo el país en las últimas 24 horas, una cifra especialmente alta debido a una corrección de los datos en el estado sureño de Kerala, que notificó 432 muertes, incluyendo fallecidos que no fueron contabilizados en los últimos meses.

Aunque las autoridades no han ofrecido una estimación de la proporción presente de la nueva variante, de la que por el momento han sido detectados algo más de 2.000 casos, sí han reconocido que esta podría convertirse rápidamente en la forma del virus dominante.

En este país de 1.350 millones de habitantes han muerto en poco menos de dos años un total de 482.551 personas a causa del coronavirus, y este miércoles el total de casos desde el inicio de la pandemia superó los 35 millones.

La rápida propagación del virus ocurre pese a que se ha inmunizado a más de 600 millones de personas con la pauta completa de la vacuna, y al menos 862 millones tienen una dosis de antídoto de la enfermedad.

Indira Guerrero

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.