La India moderniza su infraestructura ferroviaria para reducir los accidentes

Nueva Delhi, 30 dic (EFE).- La India inauguró este viernes una nueva línea de su tren de semi alta velocidad, Vande Bharat Express, en un intento por modernizar su anticuada red ferroviaria, la cuarta más extensa del mundo y que presencia decenas de miles de accidentes cada año.

"Para el rápido desarrollo de la India en el siglo XXI, el desarrollo y la mejora urgente de los ferrocarriles indios son igualmente importantes", afirmó el primer ministro indio, Narendra Modi, durante la inauguración a la que asistió virtualmente debido al fallecimiento hoy de su madre.

El nuevo recorrido unirá en menos de ocho horas los 564 kilómetros que separan a las localidades de Howrah y Nueva Jalpaiguri, en el este de la India, lo que supone una mejora de más de tres horas con respecto a la ruta anterior.

Esta será la séptima línea que cubra el tren indio de semi alta velocidad, Vande Bharat Express, el más moderno en el país asiático tras ser inaugurado en 2019.

El proyecto supone un paso adelante para la India en su objetivo de modernizar su anticuada red ferroviaria, que con una extensión de casi 68.000 kilómetros es la cuarta más larga del mundo por detrás de las de Estados Unidos, Rusia y China.

Y es que a pesar de su amplia longitud, apenas un 20 % fue construido después de que el país alcanzase la Independencia del imperio británico en 1947, lo que da lugar a una infraestructura en mal estado proclive a los accidentes.

Solo en 2021, la India registró 17.993 accidentes ferroviarios que provocaron la muerte 16.431 personas e hirieron a 1.852, según el último informe de la Oficina Nacional de Registros Criminales.

La ausencia de vallado en la mayoría de las vías, aun a su paso por núcleos urbanos, sumada a la existencia de numerosos pasos de nivel, ralentiza la velocidad de los trenes y no contribuye a reducir la siniestralidad.

Y es que, a pesar de que trenes modernos como el Vande Bharat Express pueden alcanzar velocidades de hasta 180 kilómetros por hora, en la práctica se ven limitados a máximas de unos 130 y la media en los trayectos completos no supera los cien por hora.

Una de las medidas para aumentar la velocidad media de los viajes fue la construcción de varios corredores dedicados exclusivamente a trenes de mercancías, ya que la longitud de estas máquinas, que a veces alcanza los dos kilómetros, y su escasa velocidad interrumpían tradicionalmente el tráfico ferroviario.

La construcción de estas vías, iniciada hace más de una década, todavía sigue vigente en un intento de las autoridades indias por continuar descongestionando sus raíles.

Alrededor de 1,3 millones de personas trabajan en el ferrocarril indio, que cuenta con unos 12.500 trenes que transportan a diario a unos 23 millones de pasajeros.

(c) Agencia EFE