La India implementa un toque de queda simbólico de un día por el coronavirus

Agencia EFE

Nueva Delhi, 19 mar (EFE).- El primer ministro indio, Narendra Modi, anunció este jueves un toque de queda del "pueblo", de un solo día de duración, para el próximo domingo con el fin de "preparar" al país para los "futuros desafíos" que conlleva la expansión del coronavirus en la India.

"Este domingo, 22 de marzo, desde las 07.00 horas hasta las 21.00 horas, todos los compatriotas deberán cumplir el toque de queda 'janata' (del pueblo, en hindi)", dijo Modi en un discurso televisado a la nación.

UN TOQUE DE QUEDA SIMBÓLICO

"Durante ese toque de queda, ni se podrá salir de los hogares ni a las calles ni merodear por las localidades. Solo la gente relacionada con los servicios esenciales y de emergencia podrá salir de sus casas", explicó Modi, quien no anunció ninguna medida concreta aparte de varias recomendaciones a la población.

El "éxito" de este toque de queda "para el pueblo y por el pueblo (...) nos preparará para los desafíos futuros", agregó el mandatario, en alusión a un posible crecimiento acelerado de casos positivos en un país que este jueves contabilizó 168 contagiados, 17 más que el día anterior, y tres fallecidos oficialmente.

"Amigos, el 22 de marzo será un símbolo de nuestro esfuerzo, de nuestra moderación y determinación por cumplir nuestro deber de servicio a la nación", incidió Modi, que con esta medida simbólica parece querer testar la aceptación de la población a medidas restrictivas que podría adoptar si la situación empeora.

También pidió que el domingo, durante el toque de queda, la gente salga a los balcones a aplaudir durante cinco minutos para "mostrar nuestra gratitud a aquellos que mantienen los servicios esenciales", al igual que ha ocurrido de forma espontánea en países con restricciones similares, aunque más duraderas en el tiempo, como Italia o España.

PROHIBICIÓN DE VUELOS EXTRANJEROS

Durante su discurso, pidió además que la gente salga lo menos posible de su casa durante "las próximas semanas", que mantenga la "distancia social", que cuando sea posible se trabaje desde casa y que se evite acudir a los hospitales salvo en caso de urgencia para evitar su saturación.

Por su parte, el Ministerio de Información, en un comunicado, había anunciado a lo largo del día otras medidas, como la prohibición de aterrizar en suelo indio a cualquier avión de pasajeros procedente del extranjero desde el 22 de marzo y, de momento, durante una semana.

También este jueves, el Gobierno ordenó el bloqueo, bajo el artículo 144 del Código Penal -que restringe los derechos de reunión y libre circulación-, de la región de Jamu y Cachemira (norte), según las autoridades para frenar la expansión del coronavirus tras detectarse un cuarto contagio en la zona.

Un bloqueo, hasta ahora sin paralelo en el resto de la India a pesar de que hay regiones más afectadas por el COVID-19, que ha despertado las suspicacias de algunos ciudadanos al recordarles las restricciones similares que sufrieron desde agosto hasta octubre de 2019, después de que el Ejecutivo de Modi suspendiera por sorpresa el estatus semiautónomo de la región de Jamu y Cachemira.

(c) Agencia EFE