La India corta internet cerca de Dehli ante la huelga de hambre de los agricultores

Mayank Bhardwaj y Alasdair Pal
·3  min de lectura
Un grupo de agricultores grita eslóganes durante una protesta cerca de Nueva Delhi

Por Mayank Bhardwaj y Alasdair Pal

SINGHU, India, 30 ene (Reuters) - La India bloqueó el sábado los servicios de internet móvil en varias zonas de los alrededores de Nueva Delhi, mientras los agricultores iniciaban una huelga de hambre de un día tras una semana de enfrentamientos con las autoridades que dejaron un muerto y cientos de heridos.

Enfadados por las nuevas leyes agrícolas que, según ellos, benefician a los grandes compradores privados de alimentos a expensas de los productores, decenas de miles de agricultores llevan más de dos meses acampados en varios lugares de protesta en las afueras de la capital.

En el principal lugar de protesta, cerca de la localidad de Singhu, en la periferia norte de la ciudad, se intensificó la presencia policial el sábado, mientras llegaban cientos de tractores procedentes de Haryana, uno de los dos estados que están en el centro de las protestas.

"Muchos grupos de agricultores se han unido al lugar de la protesta desde anoche", dijo Mahesh Singh, un agricultor de 65 años de Haryana. "Han venido a mostrar su apoyo y se espera que vengan más agricultores en los próximos dos días".

El Ministerio del Interior indio dijo el sábado que los servicios de Internet en tres localidades de las afueras de Nueva Delhi donde se están produciendo las protestas habían sido suspendidos hasta las 11 de la noche (1730 GMT) del domingo para "mantener la seguridad pública".

Las autoridades indias suelen bloquear los servicios locales de Internet cuando creen que habrá disturbios, aunque esta medida es inusual en la capital.

Los líderes agrícolas dijeron que los cientos de manifestantes que participarán en la huelga de hambre, que tendrá lugar principalmente en Singhu y en otros dos lugares de protesta y está diseñada para coincidir con el aniversario de la muerte del líder independentista indio Mahatma Gandhi, mostrará a los indios que las manifestaciones no revisten un carácter violento.

"El movimiento de los agricultores fue pacífico y será pacífico", dijo Darshan Pal, líder del grupo de sindicatos agrícolas Samyukt Kisan Morcha que organiza las protestas. "Los actos del 30 de enero se organizarán para difundir los valores de la verdad y la no violencia".

La agricultura da empleo a cerca de la mitad de los 1.300 millones de habitantes de la India, y el malestar entre unos 150 millones de agricultores propietarios de tierras es uno de los mayores desafíos para el Gobierno del primer ministro Narendra Modi desde que llegó al poder en 2014.

Once rondas de conversaciones entre los sindicatos agrícolas y el Gobierno no han conseguido desbloquear la situación. El ejecutivo ha ofrecido dejar las leyes en suspenso durante 18 meses, pero los agricultores dicen que no pondrán fin a sus protestas por otra cosa que no sea su derogación total.

La semana pasada, un desfile de tractores previsto para el aniversario del Día de la República se tornó violento cuando algunos manifestantes se desviaron de las rutas preacordadas, derribaron barricadas y se enfrentaron a la policía, que utilizó gases lacrimógenos para intentar contenerlos.

Desde entonces han estallado en múltiples ocasiones enfrentamientos esporádicos entre manifestantes, policías y grupos que gritan consignas contra los agricultores.

(Información de Mayank Bhardwaj y Adnan Abidi desde Singhu, y de Alasdair Pal y Devjyot Ghoshal desde Nueva Delhi; editado por Raju Gopalakrishnan y David Holmes; traducido por Darío Fernández en la redacción de Gdansk)