India y China se culpan mutuamente de la ruptura de las conversaciones sobre fronteras

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: Un panel informativo de la frontera entre India y China en Bumla

Por Devjyot Ghoshal y Gabriel Crossley

NUEVA DELI/PEKÍN, 11 oct (Reuters) - India y China se culparon el lunes de la interrupción de las conversaciones entre sus mandos militares para resolver un prolongado enfrentamiento en un tramo de la disputada frontera del Himalaya, ante la imposibilidad de hacer avances.

Miles de tropas indias y chinas mantienen un enfrentamiento en la región india de Ladakh desde el año pasado, a pesar de que ambos ejércitos han mantenido más de una docena de rondas de conversaciones para calmar la situación.

Las comandancias china e india se reunieron por decimotercera vez el domingo, cuando los mandos indios subrayaron que el enfrentamiento se había desencadenado por "los intentos unilaterales de la parte china de alterar el statu quo", según dijo el Ministerio de Defensa indio en un comunicado.

"Durante la reunión la parte india hizo, por tanto, sugerencias constructivas para resolver las áreas restantes, pero la parte china no estuvo de acuerdo y tampoco pudo proporcionar ninguna propuesta de futuro", dijo el ministerio indio, añadiendo que la reunión no condujo a una resolución del conflicto.

En febrero, ambas partes acordaron retirar las tropas de algunas zonas en torno a Pangong Tso, un lago glacial situado a 4.270 metros de altitud, tras prolongadas negociaciones entre mandos militares y diplomáticos de ambas partes.

"La parte india siguió insistiendo en demandas poco razonables y poco realistas, lo que dificultó las negociaciones", dijo Long Shaohua, portavoz del mando occidental del Ejército Popular de Liberación de China, según una nota publicada en la cuenta de WeChat de la entidad.

Long dijo que esperaba que la India no "juzgue mal la situación" y colabore con China para mantener la paz en la zona".

Los despliegues de tropas de ambos países en la zona se reforzaron tras los enfrentamientos de junio de 2020, cuando 20 soldados indios murieron en un enfrentamiento con barras de hierro y piedras en el valle de Galwan, en la región de Ladakh.

China también sufrió un número no especificado de bajas, que supusieron las primeras pérdidas mortales en combate para ambos países en la frontera en 45 años.

Sin embargo, las tropas mantienen la proximidad en otras partes de Ladakh, un árido desierto de nieve que se extiende a lo largo de una parte de los 3.500 km de frontera común entre los dos países, ambos poseedores de armas nucleares.

Tanto India como China, que se enfrentaron en una guerra fronteriza en 1962, reivindican territorios que se sobreponen en grandes áreas a lo largo de su frontera.

(Reportaje de Devjyot Ghoshal en Nueva Deli y Gabriel Crossley en Pekín; Edición de Sanjeev Miglani y Robert Birsel; Traducción de Darío Fernández)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.