India celebra el festival del dios elefante Ganesh entre tensiones religiosas

·2  min de lectura

Nueva Delhi, 31 ago (EFE).- La India celebró este miércoles el inicio de la festividad que marca el nacimiento del popular dios hindú con cabeza de elefante Ganesh, en una jornada que no se libró de escenas de tensión interreligiosa con la minoría musulmana, entre otros, en el estado de Karnataka y en Bangalore.

En el estado de Karnataka, en el sur del país, una de las regiones donde el fervor por esta deidad es mayor, se interpusieran ante los tribunales varias disputas sobre la posibilidad de festejar la jornada en terrenos situados en las proximidades de las mezquitas.

En la capital regional, Bangalore, el Tribunal Supremo prohibió la celebración en el descampado frente a una mezquita, donde pretendían instalar como es tradición estatuas de Ganesh de gran tamaño en estructurales temporales o "pandales" para venerarlas.

La decisión se basó en la titularidad de las tierras, supuestamente dependiente de la mezquita. El mismo argumento sirvió sin embargo para conceder a la comunidad hindú el derecho a instalar la efigie de Ganesh en otro descampado, al considerarlo público.

Los numerosos antecedentes de choques religiosos en el país, incluso algunos recientes durante el último año que se sumaron a polémicas como la prohibición del hiyab o velo islámico en las escuelas de Karnataka, llevó a las autoridades a desplegar un fuerte contingente militar en esos descampados ante posibles incidentes.

Más allá de esta polémica, el resto del país, sobre todo el sur y oeste, celebró hoy por todo lo alto el primer día del festival Ganesh Chaturthi, tanto en los espacios públicos con las grandes figuras del dios elefante, como en el interior de las viviendas.

"Ganesh es un sol y el dios de la opulencia. Entonces, cada vez que hacemos un buen trato, le rezamos a él y luego a los otros dioses. Es obligatorio", afirmó a Efe Sharwan Kumar Sharma mientras festejaba la ocasión en una vivienda en el sur de Nueva Delhi.

Luego durante los restantes nueve días que durará la festividad, cientos de ídolos de Ganesh comenzarán a flotar en ríos y playas.

El dios, al que su padre decapitó tras una disputa y posteriormente enmendó el error buscándole una nueva cabeza, aunque de elefante, según la creencia hindú, es venerado en mayor o menor medida por todo el país.

"Mis mejores deseos durante Ganesh Chaturthi", felicitó el primer ministro indio, Narendra Modi, en un mensaje en las redes sociales, acompañado de una fotografía del mandatario orando frente a un Ganesh, de piel rosada y con sobrepeso, rodeado de ofrendas.

(c) Agencia EFE