India bate récords de contagios en 24 horas y el virus se ensaña con los más jóvenes

·3  min de lectura
En Nueva Delhi, el 5 de julio de 2020, se muestra una foto aérea del complejo deportivo de la aldea de los Juegos de la Commonwealth (CWG) convertido temporalmente en el centro de atención de coronavirus
En Nueva Delhi, el 5 de julio de 2020, se muestra una foto aérea del complejo deportivo de la aldea de los Juegos de la Commonwealth (CWG) convertido temporalmente en el centro de atención de coronavirus

NUEVA DELHI.– Ajay Singh Yadav logró hablar por videollamada con Raj Karan antes de que su amigo se sumara a la alarmante lista de jóvenes indios, muchos de ellos niños, víctimas de la nueva ola de coronavirus que azota al país, que ayer volvió a batir otro récord con más de 261.500 nuevos contagios en apenas 24 horas.

Hay médicos que afirman que si los menores de 45 años están siendo especialmente vulnerables es porque van a trabajar y comen más veces fuera de casa, pero no existen datos que lo prueben. Quizá se deba a que son más propensos a la nueva variante “mutante doble” hallada en el 60% de las muestras del virus de Maharashtra, el estado más golpeado.

La República Checa y Rusia reabren un antiguo conflicto y se enredan en la expulsión cruzada de diplomáticos

Karan, de 38 años, estaba haciendo campaña para las elecciones locales de su pueblo cuando empezó a sentirse mal. Yadav lo llevó al hospital, pero él también dio positivo y fue colocado en cuarentena. “Estoy destrozado [...] solo pude verlo a través de una videollamada”, comenta Yadav, de 39 años, en la ciudad de Lucknow (norte).

El país, de 1300 millones de habitantes, está asolado por una nueva ola que ha causado un millón de contagios en una semana, y las autoridades están desbordadas.

A comienzos de año, la India pensaba que había vencido a la pandemia e inició una campaña de vacunación masiva. Los barbijos y las distancias de seguridad quedaron a un lado y los festejos religiosos y los mítines electorales se llenaron de gente.

Personal sanitario realiza hisopados para detectar Covid-19 a los pasajeros de una terminal de colectivo en Nueva Delhi, India
Altaf Qadri


Personal sanitario realiza hisopados para detectar Covid-19 a los pasajeros de una terminal de colectivo en Nueva Delhi, India (Altaf Qadri/)

Pero, en los hospitales, los médicos empezaron a advertir el aumento de casos y que cada vez había más jóvenes enfermos, una novedad en una enfermedad que, hasta entonces, parecía suponer un riesgo sobre todo para las personas mayores.

En un país en el que alrededor del 65% de la población tiene menos de 35 años, el impacto del Covid-19 en los jóvenes cada vez preocupa más.

El jefe del Ejecutivo de Nueva Delhi, Arvind Kejriwal, afirmó que el 65% de los pacientes tiene menos de 45 años.

Menos de 100 camas de cuidados intensivos estaban disponibles en la capital de la India, de más de 20 millones de habitantes, dijo ayer Kejriwal, mientras las redes sociales se inundaban de quejas por falta de camas, oxígeno y medicamentos.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La agencia de investigación médica de la India no tiene datos al respecto, pero los médicos de las principales ciudades confirmaron que cada vez atienden a más pacientes jóvenes.

“También estamos viendo a niños menores de 12 y 15 años que ingresan con síntomas en esta segunda ola. El año pasado prácticamente no había niños”, apunta Khusrav Bajan, especialista en el Hospital Nacional P.D. Hinduja de Bombay y miembro del grupo de trabajo sobre el Covid-19 de Maharashtra.

En el estado de Guyarat, el neumonólogo Amit Dave afirma que, en el caso de los jóvenes, el Covid-19 se estaba manifestando de forma “más grave” en los pulmones, los riñones y el corazón. Un hospital de Guyarat ha habilitado la primera ala de pediatría dedicada a pacientes con coronavirus del país.

En medio de la presión internacional, Rusia advirtió que “no dejará” que el opositor Alexei Navalny muera en prisión

“Todo el mundo en mi muro [de Facebook], en mi WhatsApp, se está enviando mensajes porque dieron positivo”, comenta la editora Tanu Dogra, de 28 años, que estuvo postrada en cama durante una semana en marzo, tras haber dado positivo de Covid-19.

Entretanto, las autoridades impusieron confinamientos de fin de semana y toques de queda para frenar el avance del virus, pero los profesionales sanitarios reclaman que la vacunación se extienda a todas las franjas de edad, pues ahora está limitada a los mayores de 45 años.

Una situación agravada por el colapso de los hospitales.

Agencia AFP