Indecisión y dispersión de voto marcan inicio de campaña a presidenciales Costa Rica: encuesta

·2  min de lectura
Imagen de archivo. Carlos Alvarado Quesada, el actual presidente de Costa Rica, habla durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26) en Escocia.

SAN JOSÉ, 3 nov (Reuters) - La indecisión y la dispersión del voto imperan en el inicio de la campaña electoral para los comicios presidenciales del 6 de febrero en Costa Rica, lo que hace probable una segunda ronda en las urnas en abril, según una encuesta divulgada el miércoles en el país centroamericano.

Del 63% de los encuestados que afirmaron estar decididos a sufragar, un 48% aún no ha definido su candidato, a tres meses de la votación para elegir al sustituto de Carlos Alvarado hasta 2026, según un sondeo del Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP) de la estatal Universidad de Costa Rica (UCR).

El expresidente José María Figueres (1994-1998), del centroderechista Partido Liberación Nacional (PLN), lidera la intención de voto, con un respaldo del 19%, lejos del 40% necesario para ganar en primera vuelta.

Le siguen la candidata del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), Lineth Saborío, con el 8%; el predicador evangélico Fabricio Alvarado -quien perdió las últimas presidenciales-, con el 5%; y el diputado José María Villalta, del izquierdista Frente Amplio, con el 4%.

El candidato oficialista Wélmer Ramos suma apenas un 2% de apoyo, dentro de un nutrido grupo de postulantes con porcentajes mínimos de respaldo en la que es considerada la campaña con la mayor cantidad de aspirantes a la presidencia en la historia nacional: 26 en total.

"Luego de las primeras semanas de carrera, el apoyo se diluye entre múltiples alternativas y la gran mayoría muestra un débil respaldo. A estas alturas de la competición, la posibilidad de evitar una segunda ronda se torna lejana y poco probable", señala la encuesta del CIEP.

El 6 de febrero también se renovarán los 57 escaños de la Asamblea Legislativa, lo que eleva a 38 la cifra de partidos participantes en un proceso electoral calificado de "complejo" por el presidente del árbitro electoral, Luis Sobrado, por los efectos de la pandemia en la economía y en el ánimo popular.

El desempleo, del 16,5%, y la informalidad laboral, del 45%, aparecen como los principales problemas para la población tras la contracción económica de 2020, aunque el Banco Central elevó la semana pasada la proyección de crecimiento en 2021 a 5,4% desde 3,9%, gracias a una recuperación más rápida de lo prevista.

(Reporte de Álvaro Murillo; Editado por Raúl Cortés Fernández)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.