Indagan vínculos del Cartel Sinaloa con cateos de droga

·3  min de lectura

Kevin Ruiz y Eduardo Hernández

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 6 (EL UNIVERSAL).- La fiscalía capitalina cuenta con una hipótesis en torno a los dos cargamentos de cocaína que han sido decomisados en las alcaldías Miguel Hidalgo, y el más reciente, el jueves en un fraccionamiento de la alcaldía Tlalpan, la cual apunta a que el Cártel de Sinaloa busca introducir mayores cantidades de drogas para la venta al menudeo en calles de la Ciudad de México.

De acuerdo con fuentes del órgano autónomo, esta organización criminal está teniendo mayor presencia con su mercancía, lo que representa que busca abarcar más territorio en la capital, frente a las operaciones del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), quienes se han involucrado con células criminales pequeñas, que se dedican a la venta de drogas.

Aunque no es nueva la presencia operativa del Cártel de Sinaloa en la capital de la República, los hechos más recientes han permitido a las autoridades de investigación a identificar el ingreso de grandes cantidades de drogas, relacionada con las estructura de este cártel.

Las fuentes refirieron que la participación actual de esta organización es como "productores", es decir, suministrar mayores cantidades de drogas a los diferentes grupos que operan en la capital del país.

Contaron que los 803 kilogramos de clorhidrato de cocaína, la cual es la base para mezclar el producto que será vendido al menudeo, tiene un valor aproximado de 300 millones 800 mil pesos, el cual fue decomisado a esta organización criminal.

Este cargamento de clorhidrato de cocaína fue hallado en el interior de un inmueble ubicado en el fraccionamiento Coapa Súper 4, una zona residencial de clase media y donde las operaciones de este tipo podrían pasar desapercibidas, al igual que los dos integrantes del Cártel de Sinaloa, quienes fueron identificados como Gerardo "C", de 34 años, y Carlos "C", de 57, quienes fueron detenidos el jueves.

Esta casa editorial también hizo un cruce de información con una fuente federal, quien contó que la disputa en la Ciudad es entre las organizaciones de Sinaloa y Jalisco, pero las operaciones no sólo se centran en el trasiego de drogas, sino en el flujo de las ganancias, donde, según un análisis de las autoridades, podrían estar usando casas de cambio para lavar dinero.

Cateos por trabajos de inteligencia entre niveles de gobierno

La detención de "Don Agus" y el decomiso de más de 800 kilogramos de cocaína, registradas en la alcaldía Tlalpan, son parte de la labor de inteligencia y la coordinación que se hace con todas las instituciones del gobierno federal, aseguró la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo.

"Es la estrategia que se está haciendo y por eso estas detenciones lo que habla es lo que hemos dicho permanentemente, que es la labor de inteligencia y, al mismo tiempo, la labor de coordinación que se hace con todas las instituciones de la administración federal", comentó.

La mandataria capitalina resaltó que la cocaína asegurada es uno de los decomisos más importantes para la Ciudad de México en los últimos tiempos y aseguró que su plan de seguridad no sólo consiste en atacar el delito, sino que tiene como objetivo disminuir la violencia.

"Se ha trabajado desde hace ya tiempo con el objetivo de disminuir la violencia, no es un tema sólo de atacar el narcomenudeo, sino el objetivo central es reducir la violencia en la Ciudad.

"En este caso, la violencia asociada al tema de distribución de droga", manifestó.