Indagan a tres por feminicidio de la joven Sofía

·2  min de lectura

Kevin Ruiz

CIUDAD DE MÉXICO, abril 16 (EL UNIVERSAL).- La Fiscalía General de Justicia (FGJ) concentra las investigaciones en torno al feminicidio de Sofía Morales, de 17 años, en tres personas, una de ellas identificada como María Fernanda "N", que estaba acompañada de dos sujetos al interior del número 218 de la calle Doctor Navarro, y quien presuntamente entregó la bebida a la menor de edad, asegurando que era Kosaco.

Lo anterior se desprende de una de las declaraciones hechas por un menor de edad, el pasado 10 de abril y que se encuentra anexada a la carpeta de investigación CI-FICUH/UAT-CUH-8/UI-1 S/D/00743/04-2022, en donde se refiere que el 8 de abril, los menores acudieron a una fiesta de graduación en dicho lugar, la cual fue convocada vía Facebook por dos jóvenes identificados como Saúl y Luis.

El menor declarante contó que vio a varias de sus amigas en la estación Tacubaya del Metro y de ahí partieron hasta el lugar de la fiesta, donde pasaron el filtro de seguridad que consistía en una revisión a los hombres para evitar que llevaran botellas y otros objetos.

Previo, los menores fueron a un Oxxo a comprar dos botellas, una de Smirnoff, un tequila y refrescos; el alcohol lo vertieron en botellas de agua para poderlas meter. Al interior del lugar, de acuerdo con la narración, había poca iluminación y la música era alta.

El menor dijo que la mesa la compartían él, su amiga Karina acompañada de su prima Daniela y Sofía; quienes luego de varios minutos decidieron cambiarse de lugar hasta la puerta de emergencia.

Fue ahí que se acercó a ellos la mujer identificada como María Fernanda acompañada de dos sujetos, el primero "alto, robusto y de cabello corto", mientras que el segundo era "bajito" y con lentes.

María Fernanda se puso a platicar con el adolescente de 17 años, ahí, ella le dijo que era exestudiante de la Preparatoria 4 de la UNAM.

"Me ofreció de lo estaba tomando, es decir de su bebida, que conozco se llama Kosako, a lo cual le rechacé dicha invitación porque yo estaba ingiriendo tequila", narró el menor en su declaración a la cual EL UNIVERSAL tuvo acceso.

Enseguida, el joven se levantó a platicar con otra de sus amigas y dejó a María Fernanda en la mesa, donde estaba Sofía y Karina, quien también se desmayó al interior del local.

Luego de 10 minutos, el joven se metió al baño y al salir, fue interceptado por otras amigas, quienes le dijeron que Karina se había desmayado; al llegar a la mesa donde estaban las menores de edad, las observó tiradas en el suelo y rodeadas por varias personas. La desesperación hizo que los menores salieran a un parque aledaño.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.