Indagan exceso de estudios clínicos en Hospital Civil de Oaxaca

·4  min de lectura

OAXACA, Oax., octubre 31 (EL UNIVERSAL).- Los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) tuvieron que aprobar una ampliación de 5 millones de pesos para restablecer el servicio que ofrecen los laboratorios clínicos del Hospital Civil "Dr. Aurelio Valdivieso", el más importante de la entidad, luego de que personal denunció que por falta de presupuesto no había materiales para realizar estudios a los pacientes ni para hacer transfusiones sanguíneas.

De acuerdo con trabajadores sindicalizados, lo anterior fue resultado de los recortes presupuestales que se viven en el sector salud, mismos que han golpeado principalmente a los pacientes de menos recursos.

"Se ha cumplido la premisa de primero los pobres, ellos son los más afectados. Son los primeros en morirse, en no recibir atención", argumentaron.

Juan Carlos Márquez Heine, secretario de Salud estatal y titular de los SSO, explica en entrevista con EL UNIVERSAL que el recorte presupuestal que causó que se suspendiera el servicio de laboratorio y del Centro de Transfusión Sanguínea fue resultado del análisis de productividad y techo financiero que se ha realizado a los últimos tres años del hospital.

En dicha revisión sobre el uso de los recursos se detectó que se realizaban hasta 80 exámenes de laboratorio por paciente, algo que, de acuerdo con el funcionario, no es justificable, por lo que con la finalidad de hacer mucho más eficiente el gasto, se redujo el monto económico destinado a contratar el servicio a la empresa Disimet.

"Hay una disminución importante en los recursos asignados para la realización de estos servicios, así que llegamos al límite del contrato", dijo.

En el Hospital Civil, explica, tanto el servicio de análisis clínicos como el de transfusiones es asignado a empresas privadas. En el primer caso, la empresa Disimet es dueña de las máquinas que realizan los estudios, la presta a cambio de un monto y la compra de los insumos es por parte de la dependencia.

"Lo que normalmente funciona es que la empresa nos presta las máquinas y nosotros compramos los insumos, es una especie de comodato", señala.

Según los datos de los SSO, durante 2019 en el Hospital Civil se realizaron un total de 975 mil 441 estudios clínicos, lo que da un promedio de 79.72 estudios por paciente hospitalizado, lo que significó un contrato por 61.6 millones de pesos.

"Lo que estamos encontrando es que en algunos casos hay pacientes a los que se les hacen hasta 80 exámenes de laboratorio, [eso] no se justifica. Esos números no nos cuadran, ¿por qué tantos estudios por paciente?", cuestiona Márquez Heine.

Con base en el número de pacientes y buscando una mayor eficiencia en el gasto, la dependencia decidió reducir a 37.3 millones de pesos el contrato para 2020, y a 25 millones en 2021.

Según sus cálculos, dicho presupuesto era suficiente para cubrir con la demanda del hospital y cubrir hasta diciembre, lo que finalmente no sucedió y por ello se requirió aprobar la ampliación de 5 millones de pesos al contrato de 2021, por lo que el monto final para este año fue de 30 millones.

El análisis de productividad indica que, en lo que va de 2021, el Hospital Civil ha realizado un total de 112 mil 472 estudios de laboratorio, por lo que el promedio bajó a unos 75 por paciente, un número que para la dependencia sigue siendo demasiado alto y no es justificable.

"Estamos hablando de que, o se están haciendo estudios clínicos a pacientes inexistentes o no se registran todos los pacientes del civil, esto es algo que ya está viendo el Órgano de Control Interno y la Contraloría", adelanta Márquez Heine.

En el caso del Centro de Transfusión Sanguínea, cuya suspensión del servicio afectó principalmente a mujeres embarazadas, se vive una situación similar, en la que se agotó el contrato signado con la empresa Kit Flat por 17 millones de pesos, con el cual se proyectaba que se cubriera la totalidad del año.

Al respecto, el secretario proyecta que la ampliación para terminar 2021 será hasta los 19 millones, pero aún así indica que se tendrá un ahorro considerable, pues el contrato anterior fue de 33.7 millones de pesos por el mismo servicio.

Soberanía en laboratorios

A Márquez Heine le sigue llamando la atención que esta problemática relacionada con los servicios de laboratorio y transfusiones sanguíneas haya "reventado" precisamente en este momento, cuando el gobierno federal, a través del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), busca recuperar "la autonomía del Estado" en los servicios de análisis clínicos en los diferentes estados del país, para que no se sigan entregando a empresas privadas.

"Para no depender de una única empresa, el gobierno federal nos entregó 180 máquinas de laboratorio para realizar exámenes de biometría hemática completa, con análisis de todos los componentes sanguíneos de toda la fórmula roja", dice.

Precisamente, los trabajadores en su denuncia han rechazado que la federación tome el control del Hospital Civil y particularmente que este se adhiera el IMSS-Bienestar.

Lo anterior, argumentaron, porque no pueden pasar a un programa sexenal que cambia de nombre según el Presidente de la República. Mientras que

la determinación del gobierno federal no soluciona el déficit financiero ni de esta unidad médica ni de los SSO. Por el contrario, afirmaron, pone en riesgo la estabilidad laboral, así como la atención de los pacientes que cubren con sus medios la falta de material.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.