Indígenas wixárikas reclaman por su territorio en el oeste de México

·2  min de lectura
Indígenas de la etnia Wixarica, que partieron hace más de diez días desde San Sebastián Teponahuastlán en el municipio de Mezquitimarch, enarbolan una pancarta que dice "Exigimos la Restitución de Nuestra Tierra" mientras marchan durante la "Caravana de la Dignidad y la Conciencia Wixarika". (AFP/Ulises RUIZ) (Ulises RUIZ)

Un centenar de indígenas de la comunidad wixárika marchan a pie desde el occidental estado de Jalisco rumbo a Ciudad de México para exigir el cumplimiento de sentencias judiciales que han ordenado la devolución de un vasto territorio.

Desde hace 12 días, el contingente ha caminado unos 350 km desde su comunidad de origen en San Sebastián Teponahuaxtlán, en Jalisco, hacia Ciudad de México en busca de una reunión con el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador.

La comunidad indígena reclama que la justicia mexicana ejecute una sentencia favorable que obtuvo hace más de una década para recuperar un territorio de unas 10.000 hectáreas ocupado y explotado por ganaderos.

"Han muerto muchos de nuestros líderes, muchos de los comuneros, han pasado generaciones y generaciones y el problema sigue. Entonces la comunidad decidió emprender esta marcha", declaró a la AFP, Óscar Hernández Hernández, presidente Comisario de Bienes Comunales de San Sebastián Teponahuaxltlán.

Vestidos con sus trajes típicos, los integrantes de la marcha caminan acompañados de elementos de seguridad, principalmente en regiones limítrofes entre los estados de Zacatecas y Jalisco, por a la alta presencia del crimen organizado en la zona.

"Es cansador pero no nos desanimamos verdad, cada vez la gente tiene más ánimos, la gente está con esa mente de que tenemos que llegar a Palacio Nacional (sede del Ejecutivo)", aseguró Hernández mientras caminaba en la Zona Metropolitana de Guadalajara, a la cabeza del contingente.

La lucha por las tierras sagradas para la comunidad wixárika data de 1953. Los pueblos originarios tienen a su favor 12 sentencias judiciales para recuperar su extensión territorial, sin embargo, el gobierno mexicano no ha alcanzado acuerdos económicos con los ganaderos que mantienen ocupado el sitio.

"Nuestra tierra es sagrada, pues es nuestra madre tierra y nosotros la veneramos, la honramos, ofrendamos a nuestra madre tierra por eso para nosotros es sagrado”, añade Hernández.

La comunidad indígena wixárika se asienta en el estado de Jalisco pero también en los estados de Durango y Nayarit.

str/yug/llu

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.