Indígenas protestan en Brasil contra ley sobre tierras

·3  min de lectura
Indígenas brasileños protestan el miércoles 23 de junio del 2021 frente a la sede del Congreso contra una propuesta de ley que podría debilitar las protecciones de sus tierras, en Brasilia. (Foto AP/Ricardo Mazalán)

BRASILIA (AP) — Cientos de indígenas protestaron el miércoles frente a la sede del Congreso en Brasil para exigir que sea rechazada una propuesta de ley que podría debilitar las protecciones de sus tierras, iniciativa que ya ha generado enfrentamientos con la policía.

Grupos de indígenas llevan días protestando en la capital. Con atuendo tradicional y arcos, marcharon hasta el Congreso, donde cantaron y bailaron. Un grupo de mujeres entregó rosas a los guardias que vigilaban la manifestación. El día anterior, la policía usó gases lacrimógenos para dispersar a la multitud y los indígenas respondieron disparando flechas, una de las cuales penetró una pierna de un agente.

Según la propuesta a debate en la Comisión de Constitución y Justicia de la Cámara de Diputados, los indígenas que deseen una protección plena de sus tierras deben demostrar que vivían allí en 1988, el año que se aprobó la Constitución después de la dictadura. La comision aprobó la iniciativa el miércoles en la noche, allanando el camino para que sea sometida a votación en el pleno.

Grupos proindígenas sostienen que la fecha ignora el hecho de que muchas tribus fueron expulsadas a la fuerza de sus tierras ancestrales, particularmente durante la dictadura, o no tienen forma de demostrar legalmente que poseen el territorio.

Hay actualmente 237 solicitudes de protección de tierras ancestrales, la mayoría pequeñas y ubicadas fuera de la selva amazónica en el norte de Brasil, según Juliana Batista, abogada del Instituto Socioambiental, una organización sin fines de lucro.

“Es un conflicto enorme porque están en tierras dentro de un contexto de especulación de bienes raíces, ciudades y muchas presiones de intereses económicos”, expresó Batista en entrevista telefónica con The Associated Press.

“Si no pueden demostrar que esa tierra les pertenece, la podrían perder”, añadió.

Los partidarios de la ley argumentan que esta dará protección legal a productores agrícolas, partidarios del presidente derechista Jair Bolsonaro. El mandatario ha insistido en que los indígenas controlan demasiado territorio en proporción con su población: sus tierras abarcan un 14% de Brasil, la mayoría en la selva amazónica, y ha expresado fuertes intenciones de promover el desarrollo.

“Brasil tiene un enorme potencial con ese 14%, esa vasta zona de nuestros hermanos indígenas”, expresó el mandatario en un mensaje por las redes sociales en abril, detallando la gran variedad de cosechas agrícolas que tiene el país.

“Queremos integrar a los indígenas a la sociedad, los indígenas quieren integrarse a la sociedad, y no vamos a hacer nada que nuestros hermanos indígenas no quieran hacer”, enfatizó Bolsonaro.

Las protestas de indígenas en Brasilia buscan demostrar que de hecho se oponen a cualquier cambio que les prive de sus derechos.

La iniciativa también permitiría al gobierno asignar las llamadas reservas indígenas demarcadas antes de 1988 si las características culturales de los grupos han cambiado. Eso podría aplicarse a más de 60 zonas por un total de alrededor de 400.000 hectáreas (unas 1.500 millas cuadras), donde viven unas 70.000 personas, según el instituto.

“La iniciativa atenta contra tierras ya aprobadas y demarcadas y abre espacio para la minería ilegal y la deforestación si es aprobada”, declaró en entrevista Kretã Kaingang, dirigente indígena de la región sur de Brasil. “Atenta contra todos nuestros derechos”.

Manifestantes indígenas se colocaron el miércoles alrededor de un altavoz gigante para escuchar los procedimientos de la comisión legislativa. Dijeron que los enfrentamientos del martes comenzaron cuando intentaron retirarse del intenso sol hacia una zona con sombra.

“Durante décadas hemos enfrentado... invasiones de mineros, violencia, asesinatos de dirigentes”, dijo Dinamã Tuxá, dirigente indígena del estado nororiental de Bahía. “Y luego llegamos para denunciar precisamente lo que está ocurriendo dentro de nuestros territorios y enfrentamos la misma situación”.

En el pasado, el Supremo Tribunal Federal ha fallado en contra de las iniciativas para abrir los territorios indígenas a intereses de negocios, determinando que en las reservas no puede haber desarrollo comercial.

___

Biller reportó desde Río de Janeiro. El corresponsal Marcelo de Sousa contribuyó desde la misma ciudad.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.