Indígenas celebran festividad religiosa en honor a San Lorenzo en México

·2  min de lectura

Zinacantán (México), 9 ago (EFE).- Cientos de indígenas mayas tzotziles llevaron a cabo este martes una festividad religiosa en honor a San Lorenzo, patrono del municipio de Zinacantán, en el estado de Chiapas, sureste de México, actividad en la que refrendaron el pacto de unidad y hermandad durante el Día Mundial de los Pueblos Indígenas.

Ataviados con sus trajes ceremoniales, danzaron al ritmo del pito (flauta de madera) y del tambor, esto como símbolo de armonía con el universo, deidades y los santos que los protegen.

Por décadas, los pueblos indígenas se reúnen en esta festividad y las autoridades municipales de Zinacantán recibieron este día como invitados especiales a las autoridades de San Juan Chamula, San Cristóbal y San Lucas para refrendar la paz y hermandad.

Mariano Sánchez, presidente municipal de Zinacantán, dijo a Efe estar orgulloso de pertenecer y dirigir un pueblo maya y explicó que esta festividad es una costumbre ancestral entre comunidades.

"Son encuentros que realizamos cada año para celebrar la víspera de la fiesta de San Lorenzo, por lo que pedimos paz, que todo sea alegría, no queremos problemas", explicó el funcionario.

Estas tradiciones atraen a turistas y visitantes de diferentes municipios de Chiapas, de otros estados de México y de otros países, quienes traen como ofrenda flores, bebidas tradicionales, música de viento, velas y fuegos pirotécnicos al San Lorenzo como una especie de tributo para la abundancia y la prosperidad.

Para José Pérez, indígena tzotzil y habitante de Zinacantán, los pueblos indígenas se sienten orgullosos, pues su dignidad los mantiene en unidos a su tierra.

"Este es un lugar que tal vez mucha gente no lo conoce, pero hay raíces muy firmes y profundas que se continúan conservando entre estos pueblos, son pueblos mágicos, únicos, con costumbres distintas, pero se hacen uno en esta fiesta", contó.

Por su parte, Ramiro Hernández, habitante de San Juan Chamula, explicó que estas tradiciones y fiestas "son un legado que dejaron nuestros ancestros, es la historia que nos dejaron y la debemos cuidar y enseñar a nuestros hijos".

El ritual inició desde la mañana de este martes con rezos, una danza con los alféreces y mayordomos, una misa y finalizará con una carrera de caballos para alegrar al pueblo y al santo patrono.

(c) Agencia EFE