Indígenas brasileños queman un ataúd gigante antes de una decisión territorial clave

·2  min de lectura
Indígenas protestan contra el presidente de Brasil Jair Bolsonaro y por la demarcación de tierras en Brasilia, Brasil.

Por Amanda Perobelli

BRASILIA, 27 ago (Reuters) - Un grupo de unos 150 indígenas protestó frente al palacio presidencial de Brasil el viernes, prendiendo fuego a un ataúd gigante que fue transportado por los manifestantes antes de un fallo histórico de la Corte Suprema sobre sus tierras ancestrales.

El grupo es una pequeña parte de los aproximadamente 6.000 indígenas de 176 tribus que han viajado a la capital para denunciar una propuesta que establece 1988 como una fecha límite para sus reclamos de tierras.

Volutas de humo negro se elevaron del ataúd en llamas frente al palacio. Los manifestantes, muchos con vestimenta tradicional, gritaban y cantaban mientras los soldados montaban guardia cerca.

Originalmente programado para principios de esta semana, la Corte Suprema aplazó el jueves el fallo hasta la próxima semana, diciendo que volvería a reunirse el miércoles para abordar el caso.

El fallo afectará a cientos de reclamos de tierras pendientes, muchos de los cuales ofrecen un baluarte contra la deforestación en la selva amazónica. La mayoría lleva décadas esperando reconocimiento.

El caso llegó a la Corte Suprema en una apelación del pueblo Xokleng, expulsado de su tierra en el estado sureño de Santa Catarina hace más de un siglo.

Los Xokleng han desafiado lo que ellos llaman una interpretación demasiado estrecha del estado de los derechos indígenas, reconociendo solo las tierras ocupadas por comunidades nativas cuando la constitución de Brasil fue ratificada en 1988.

Una derrota en los tribunales para los Xokleng podría sentar un precedente para el dramático retroceso de los derechos nativos bajo el presidente de extrema derecha Jair Bolsonaro. El mandatario dice que muy pocos de ellos viven en demasiadas tierras, lo que bloquea la expansión agrícola.

Si el fallo es desfavorable a las comunidades, los intereses agrícolas poderosos tendrían un fundamento legal más firme para desafiar los reclamos de tierras indígenas y el Congreso tendría luz verde para escribir una definición restrictiva de tierras indígenas en la ley federal.

(Reporte de Amanda Perobelli; Escrito por Stephen Eisenhammer; Editado en español por Juana Casas)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.