Indígena en Nicaragua fue asesinado por "rencillas": Policía

·2  min de lectura

MANAGUA (AP) — La policía de Nicaragua confirmó el asesinato de un indígena mayangna en un sector de la reserva de biosfera de Bosawás, en el noreste del país, pero lo atribuyó a “rencillas” entre mineros artesanales.

En un comunicado de prensa emitido el viernes por la noche, la Policía Nacional indicó que Martiniano Julián Macario Samuel, de 41 años, fue abatido a balazos el lunes pasado por dos desconocidos en la comunidad montañosa de Wilú, al noroeste del municipio de Bonanza, donde se ubica el territorio indígena Sauni As. La policía usó el término “güirisería” para referirse a la minería artesanal.

Los atacantes, “motivados por rencillas y (para) apropiarse por la fuerza de punto de güirisería ubicado en cerro Kimakwás, agredieron con armas de fuego y armas cortopunzantes (machete) a Martiniano Julián Macario Samuel causándole la muerte” y se dieron a la fuga, dijo el comunicado.

Agregó que la policía busca a los sujetos para remitirlos a la justicia.

Líderes ambientalistas y comunitarios habían denunciado el miércoles el asesinato de Martiniano Macario y la desaparición de otros tres indígenas mayangnas. Dijeron que fueron atacados a tiros en el cerro Kimakwás por un grupo de “colonos”, como designan a los invasores de tierras.

En un pronunciamiento extenso, la principal autoridad indígena en la zona, el Gobierno Territorial Mayangna Sauni As, confirmó esa versión el viernes, al señalar que Macario fue asesinado por “grupos armados e invasores”.

Los indígenas pidieron al gobierno de Daniel Ortega establecer un diálogo para detener la actividad de los “colonos” en la zona. “No vamos a continuar tolerando la criminalización, asesinato y despojos territoriales que (se) vienen suscitando en nuestro territorio. No vamos a permitir que nos conduzcan al exterminio”, agregó el pronunciamiento de Mayangna Sauni As.

El pasado 23 de agosto, indígenas mayangnas denunciaron un ataque de “colonos” armados a la comunidad de Kiwkumbaih, también en el Territorio Sauni As, acción que dejó nueve muertos y que fue atribuida por la policía a “discordias” entre comunitarios.

Según organismos de derechos humanos y ambientalistas, los “colonos” operan desde hace varios años en torno a comunidades autóctonas de la reserva de Bosawás, dedicados a la extracción ilegal de madera y con la supuesta anuencia del ejército y la policía.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.