Incumplimiento fiscal frenó al cine

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 14 (EL UNIVERSAL).- Los más de 130 millones que este año dejó de ejercer el Eficine, estímulo fiscal que apoya la producción y distribución de cine nacional, se debió a que varias empresas tenían incumplimientos fiscales.

Esa fue la respuesta que María Novaro, directora general del Instituto Mexicano de Cinematografía, dio a Sergio Mayer, presidente de la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados, quien solicitó una explicación sobre los recursos no aplicados.

El Eficine es por ahora la única figura que apoya al cine nacional y consiste en que cualquier persona moral puede aportar 10% de su Impuesto Sobre la Renta (ISR) a la generación de proyectos.

Entre las cintas que han recibido el beneficio se encuentran "A la mala", "El tamaño sí importa" y "Gloria".

La no ejecución de recursos se traduce en la no producción de más de 10 películas en un año que se extinguieron el Fidecine y Foprocine, responsables de apoyar proyectos de índole comercial y autoral, respectivamente.

"(Novaro) me mandó algunas observaciones: que hubo varios contribuyentes que tuvieron incumplimientos fiscales, que todos los proyectos de cine estuvieron calificados con puntajes de 100, pero se cayeron al no estar (las empresas) al corriente en impuestos.

"Y los consejos evaluadores no recomendaron ningún proyecto y fue una pena que la propia comunidad de cine no apoyara ningún proyecto, no sé si este tipo de temas hayan sido puntos importantes para que no se hayan llevado a cabo", dijo Mayer, durante una reunión virtual con la comunidad cinematográfica.

Al encuentro vía zoom estuvieron, entre otros, Mónica Lozano, presidenta de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas; los cineastas Fernanda Valadez, Alejandro Springall y Everardo González, el productor Rodrigo Herranz, la directora de Ficunam y el presidente de la Asociación de Fotógrafos, Carlos Díaz Muñoz.

El subejercicio de 136 millones de pesos por parte de Eficine es la cantidad más alta desde 2012, cuando se creó el estímulo fiscal. De acuerdo con la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica la cifra mayor anterior fue de 54 millones en 2019, seguida por una de 40 millones en 2018. En 2015 fue de 31 millones, poco más de 20 millones en 2012 y 2013. En 2016 5 millones, en 2014 y 2017 se ejerció todo el estímulo.