Ante incrementos de tasa, podrían encarecer productos bancarios: ABM

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 17 (EL UNIVERSAL).- La respuesta a los altos índices de inflación que ha aplicado el Banco de México con los cambios en su política monetaria, podrían registrar un ligero aumento en su tasa de interés; sin embargo, no generaría un problema de impago para los clientes de los bancos, dijo el presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), Daniel Becker.

"Lo que tiene que ver con productos de más corto plazo con tarjetas de crédito, créditos personales u otros tipos de crédito que están sujetos o fincados a tasa variable evidentemente esos sí pueden sufrir un cambio, nada preocupante", dijo.

En conferencia de prensa, el directivo comentó que el Banco de México ha reaccionado correctamente a las presiones inflacionarias que prevalecen en el mercado, lo cual ha encarecido el costo del dinero.

"Hay un encarecimiento del costo de dinero asociado al tema de la formación de precios. Nos parece que el Banco de México ha actuado bien en dos sentidos. Primero, que están adelantándose a la curva de una inflación que puede permanecer más tiempo de la que se estimaba, aunque las expectativas siguen ancladas y segundo, nos parece que también ha sido muy prudente porque los incrementos han sido de un cuarto de punto, los últimos cuatro incrementos que hemos visto en las últimas cuatro reuniones de política monetaria.

Además, consideró que el "banco central ha sido muy prudente porque los incrementos han sido de un cuarto de puntos los últimos cuatro incrementos", dijo.

Así, en un entorno de recuperación económica, la solicitud de crédito por parte de los mexicanos a los bancos ha mostrado mejores números y es factible que al cierre de 2021 se regrese en la mayoría de los indicadores a rangos previos al golpe de la pandemia de Covid-19, dijo el presidente de la ABM.

"Las carteras de crédito han llegado a un punto de inflexión, y aunque no estamos todavía a niveles prepandemia, estamos convencidos que estaremos muy cerca de ellos a partir de los datos que estamos analizando y viendo, y que es muy probable que para finales de este año estemos prácticamente, sino es que en todos, ya con los indicadores totales de crédito muy similares a prepandemia", explicó.

A septiembre pasado, la cartera de crédito a empresas presentaba una caída de 7.2% en su comparación nominal anual, pero desde el segundo trimestre del 2021 ha moderado su descenso.

"La recuperación ya la estamos viendo. Ya estamos viendo una demanda por flujo nuevo de crédito en empresas medianas y grandes; seguiremos viendo apetito en el mercado de capital, de emisión de deuda para empresas grandes, seguramente veremos todavía actividad ahí, pero sí claramente estamos viendo ya, a nivel gremial y de cada institución, mayor demanda por crédito empresarial", dijo el directivo de la ABM.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.