Nuevos incidentes antisemitas en Alemania en protestas contra Israel

Berlín, 15 may (EFE).- Alemania volvió a registrar este sábado actos antisemitas esporádicos en las decenas de manifestaciones convocadas en todo el país en solidaridad con Palestina por la reciente escalada de violencia en Oriente Medio.

Las principales concentraciones -en Berlín, Hamburgo y grandes ciudades de Renania del Norte-Westfalia- transcurrieron de forma pacífica y en cumplimiento de las normas sanitarias por la pandemia y entre fuertes medidas de seguridad.

Mientras, la violencia sigue desatada en Oriente Medio, en el peor conflicto en la zona desde 2014. Se cuentan ya al menos 140 muertos del lado palestino -entre ellos 40 niños- por los intensos bombardeos en Gaza; y 10 del lado israelí, por los miles de cohetes lanzados por Hamas.

En todas las concentraciones en Alemania se recordó además el aniversario de la Nakba, la huida de cientos de miles de palestinos con motivo de la formación del Estado de Israel el 15 de mayo de 1948.

Pero en el marco de algunas de estas manifestaciones volvieron a repetirse actos antisemitas como los que en los últimos días han desatado las alarmas y las condenas en Alemania. El tema es extremadamente sensible en el país por su Historia, con la II Guerra Mundial y el Holocausto.

En Colonia se gritó "¡Israel, asesino de niños!" y en una pancarta se aseguraba que Hilter estaría "orgulloso" de la actuación israelí.

En una manifestación en Berlín se profirieron gritos como "golpead y destruid Tel Aviv" y otros advirtiendo a los judíos que el "ejército de Mahoma" regresaba. Los organizadores instaron en repetidas ocasiones a evitar esos lemas. La policía identificó a un número indeterminado de participantes.

Otra concentración en la capital fue disuelta por la policía por incumplimiento de las medidas sanitarias y algunos manifestantes respondieron lanzando botellas a los agentes, que practicaron varias detenciones.

La policía indicó asimismo que se registraron tensiones en Leipzig entre manifestantes proisraelíes y participantes en una contramanifestación. En Fráncfort el ayuntamiento pidió a la Justicia prohibir una concentración propalestina, pero la solicitud fue denegada.

Las manifestaciones tuvieron lugar tras una semana de protestas en Alemania en la que se produjeron varios incidentes antisemitas, como quema de banderas israelíes y un ataque con piedras a una sinagoga en Bonn.

CONDENA POLÍTICA

La clase política ha reaccionado rápidamente a estos hechos, ante las peticiones de contundencia por parte de las asociaciones de judíos y la diplomacia israelí.

El presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, al participar en el Día Ecuménico de la Iglesia, abogó por "construir puentes hacia nuestros vecinos de otras creencias, buscar el diálogo y combatir decididamente los prejuicios".

La ministra de Justicia, Christine Lambrecht, en una entrevista a los medios del grupo "Funke", consideró que todos los alemanes deben mostrar una "clara posición" cuando "judías y judíos son agredidos".

El portavoz del Gobierno alemán, Steffen Seibert, advirtió de que "quien utiliza estas protestas para gritar su odio hacia los judíos está abusando de su derecho a manifestarse". "Nuestra democracia no va a permitir las protestas antisemitas", afirmó.

Las condenas han llegado de todos los partidos con representación parlamentaria, incluso del ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD), que limita sus críticas a los colectivos antisemitas islamistas y liga las protestas con los refugiados.

La inmensa mayoría de los delitos de carácter antisemita que se registran en Alemania tienen el sello de la ultraderecha, según las fuerzas de seguridad, que advierten además de que van en aumento.

Según el Informe de Criminalidad de Motivación Política de 2020, los delitos antisemitas crecieron un 15,7 por ciento el año pasado, hasta los 2.351 casos. De estos, el 3 % se pueden atribuir a lo que las fuerzas de seguridad clasifican como "antisemitismo importado", mientras que el 95 % tienen trasfondo ultraderechista.

La mayoría son delitos de odio y propaganda, aunque también hay agresiones (57) y se ha llegado a los atentados. En febrero de 2020 un ultraderechista asesinó en Hanau a nueve personas, en su mayoría de origen turco.

"No solo es preocupante sino también vergonzoso, teniendo en cuenta la historia de este país", aseguró el ministro de Interior, Horst Seehofer.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.