La cantante de Brass Against orinando en el escenario resume todo lo malo del comportamiento "rockero"

·5  min de lectura

¿Quién dijo que el rock and roll está muerto? Aunque, al ver a la líder de Brass Against, Sophia Urista, orinar sobre la cara de un fan, se te podría perdonar por desear que así lo fuera.

En caso de que te lo perdieras (y envidio a todo aquel que no haya visto el metraje), Brass Against, que toca covers de canciones de protesta de bandas de rock como Soundgarden, se presentó durante el fin de semana en el festival Welcome to Rock en Florida. Durante el espectáculo, se escuchó a la cantante Sophia Urista decir que necesitaba orinar antes de invitar a un fan al escenario. "Voy a orinar en la boca de este hijo de p***", aparentemente dijo. "Necesito orinar y no alcanzo a ir al baño. Así que de una vez hagamos un espectáculo con eso".

Sophia Urista. (Photo by Arturo Holmes/Getty Images)
Sophia Urista. (Photo by Arturo Holmes/Getty Images)

Y efectivamente, un espectáculo fue lo que hizo, aunque en definitiva no fue el que los fans, o los compañeros de la banda de Urista, esperaban. Las imágenes de video del incidente la muestran bajándose los pantalones, agachándose sobre el fan, que se encontraba recostado de espaldas, y haciendo sus necesidades directamente sobre su rostro. Se escucha a los miembros de la audiencia vitorear o exclamar con horror, completamente desconcertados por lo que está sucediendo. También parecía que la banda no estaba al tanto de lo que Urista estaba a punto de hacer, y uno de los músicos pareció salir del escenario por unos momentos.

Poco después de la proeza, emitieron un comunicado diciendo que la cantante se había "entusiasmado demasiado".

"Eso no es algo que el resto de nosotros esperábamos, y no es algo que volverás a ver en nuestros shows", dijeron.

Las reacciones encontradas a la incursión de Urista en los deportes acuáticos muestran cuán conflictuados siguen sintiéndose los fans de la música respecto a lo que percibimos como un comportamiento "rockero". En las redes sociales, muchos han comparado su comportamiento con el de GG Allin, el punk rockero que se automutila y mancha con heces, cuyas despreciables payasadas eclipsaron toda música que haya hecho. Es un poco exagerado. Un artículo de The Guardian de 2008 describió a Allin como "el Charles Manson del rock", que disfrutaba de la intimidación y que con frecuencia agredía física o sexualmente a sus espectadores. Sus shows en vivo eran más una escena de crimen que un deleite para el público; para Allin, señaló el artículo de The Guardian, el rock'n'roll se traducía como "sin reglas" y era "un lugar donde reinaba el nihilismo y nada era tabú".

Urista tiene algunos caminos por recorrer antes de alcanzar realmente los niveles de depravación de Allin, aunque es fácil ver por qué las excreciones corporales de Urista hicieron que los fanáticos pensaran en él. Incidentes como este son raros, por fortuna, de ahí que haya causado un alboroto tan poderoso. Algunos podrían argumentar que las payasadas de Urista provocaron más alboroto porque es mujer, pero reemplazándola con un hombre en ese escenario, es posible imaginar que la reacción sería más o menos la misma. Sin embargo, todavía hay gente que vio el video de Urista y se lamentó de que estas cosas ya no sean tan comunes en la música.

La interpretación de "comportamiento rock'n'roll" se acepta generalmente como una acción que sirve como protesta contra "el sistema" o "El Hombre". Algo que critica a la sociedad tradicional y perturba el status quo. Un dedo medio a la "decencia común". Hay muchos ejemplos en los que basarse en la historia del rock'n'roll: Ozzy Osbourne mordiendo la cabeza de un murciélago; Led Zeppelin destruyendo habitaciones de hotel; Oasis peleando en un ferry a Amsterdam; el cantante de Guns 'n' Roses, Axl Rose, hundiendo los dientes en la pierna de un guardia de seguridad ... Casi todo lo que hizo Keith Moon.

Ahora, sin embargo, ante ese tipo de cosas generalmente por lo general solo entornamos los ojos. ¿Por qué? Porque lo hemos visto todo antes. "Podrías cortarte el brazo y comértelo en el escenario y no importaría", dijo Alice Cooper a The Independent a principios de este año. "A los espectadores no se les puede conmocionar".

La otra razón por la que los artistas se mantienen alejados del comportamiento verdaderamente malo es que, en su mayoría, son conscientes de que casi siempre hay una víctima de sus acciones. Alguien siempre tiene que limpiar el desorden en la habitación del hotel. Fomentar activamente la violencia en los espectáculos en vivo puede, como es de esperar, hacer que las personas salgan lastimadas. Travis Scott , cuyo festival Astroworld es objeto de una investigación después de que 10 personas murieron y cientos más resultaron heridas durante su set, tiene un historial de incitar a sus fans. "No es un espectáculo hasta que alguien [se desmaya]", se jactó en una publicación de Instagram de 2018.

Luego está Marilyn Manson, actualmente objeto de varias demandas y una nueva investigación de Rolling Stone que explora cómo su propio comportamiento "rock'n'roll" disfrazó el supuesto abuso en la vida real de varias mujeres. "El monstruo escondido a plena vista", decía el titular, mientras el artículo describe cómo fue "capaz de ocultar sus abusos a plena vista detrás del personaje de Marilyn Manson que creó y la industria de la música que apoyó y se benefició de su careta como demonio viviente”. Mientras tanto, sus abogados, a través de los cuales Manson ha negado todas las acusaciones hechas en su contra, insisten en que sus acusadores están tratando de combinar esa controvertida imagen de "rockero escandaloso" con "relatos de abuso fabricados".

En el caso de Urista, parece que no estaba pensando en las víctimas creadas por sus acciones en el escenario. Entre ellos se encuentran los fans que no tenían deseos de presenciar tal espectáculo, y sus compañeros de banda, aparentemente consternados por su comportamiento. Su artimaña fue infantil, grotesca y fuera de sintonía con lo que la mayoría de los artistas de rock modernos han llegado a aceptar. Que es mejor dejar que la música hable.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: Camilo roza el cielo en los Latin Grammy

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.