La incidencia cae en Alemania, con 7.894 nuevos casos y 177 muertes

·2  min de lectura

Berlín, 15 may (EFE).- Alemania registró en las 24 horas previas 7.894 nuevos casos de coronavirus y 177 muertes, ahondando la tendencia a la baja de la principales variables en los últimos días, informó este sábado el Instituto Robert Koch (RKI) de virología.

Las cifras son claramente inferiores a las de este viernes, cuando se comunicaron 11.336 positivos y 190 muertes con o por coronavirus, y los números de hace siete días, con 15.685 casos y 238 muertes. El festivo de este jueves puede tener alguna influencia en estos datos.

Así, la incidencia acumulada en los últimos 7 días se situó en los 87,3 casos por cada 100.000 habitantes, frente a los 96,5 del viernes y los 121,5 del sábado pasado.

La incidencia llegó a su pico en esta tercera ola el 26 de abril, cuando alcanzó las 169,3 nuevas infecciones por cada 100.000 habitantes. El máximo de la pandemia, sin embargo, se registró el 22 de diciembre, en plena segunda ola, con 197,6 positivos por cada 100.000 habitantes.

Alemania acumula 3.584.934 infecciones por coronavirus y 86.025 muertes.

Según las cifras del Ministerio de Sanidad, el 35,9 % de la población (29,9 millones) ha recibido ya al menos una dosis de la vacuna y al 10,6 % (8,8 millones) se le ha administrado ya la pauta completa.

La campaña de vacunación ha cogido velocidad en los últimos días. En tres de las últimos quince días Alemania ha logrado vacunar a más de un millón de individuos. Este pasado miércoles batió su récord, con 1,35 millones de dosis en una jornada.

En muchas regiones donde ya se ha bajado de los 100 casos semanales por 100.000 habitantes, ha comenzado el proceso de desescalada, aunque progresivo y con restricciones. La restauración llevaba cerrada desde noviembre.

Estos pasos coinciden con el alivio de restricciones para viajeros. Los completamente inmunizados, por haber superado la enfermedad o haber recibido la pauta completa, no deben guardar cuarentena o presentar un test negativo al entrar en el país. Tampoco sus hijos menores que les acompañen.

El ministro de Sanidad alemán, Jens Spahn, se mostró este viernes optimista de cara al verano por la evolución de la pandemia y el avance de la campaña de vacunación.

"El descenso de la incidencia y el aumento del ritmo de vacunación son una buena combinación. Si la mantenemos hasta finales de junio, éste puede ser un buen verano", afirmó.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.