La incertidumbre tensa a los estadounidenses en China, que prefiere a Biden

Agencia EFE
·4  min de lectura

Pekín, 4 nov (EFE).- Los estadounidenses en China, el país "enemigo" del candidato a la reelección presidencial en EE. UU., el republicano Donald Trump, vivieron hoy con tensión la incertidumbre ante el resultado de las elecciones, mientras que los chinos no mostraban especial preocupación, aunque mayoritariamente se decantaban por el demócrata Joe Biden.

En un bar restaurante del centro de Pekín, decenas de personas siguieron el recuento desde primeras horas de la mañana local a través de la CNN en grandes pantallas diseminadas por el establecimiento.

La inmensa mayoría de los presentes preferían una victoria de Biden, sabedores de que un eventual triunfo de Trump empeoraría las relaciones con China y dificultaría su vida en el gigante asiático.

TEMOR POR SUS VISADOS

La concesión y renovación de visados a los residentes estadounidenses ha ido complicándose en los últimos meses, al tiempo que las relaciones entre las dos grandes superpotencias.

La guerra comercial, los cada vez mayores vetos de Washington a los gigantes tecnológicos chinos y los ataques de Trump al Gobierno de Pekín, culpándole de la responsabilidad de la pandemia, han agravado las relaciones y la preocupación de los norteamericanos en China.

Tom Richmond, un joven ingeniero de telecomunicaciones de Minesota que lleva tres años en Pekín, no perdía de vista la pantalla de su ordenador portátil escudriñando los resultados en los diferentes estados.

"Pensilvania, Michigan y Wisconsin son claves, si Biden pierde los tres ya puede irse despidiendo", presagiaba Richmond al mediodía cuando ya se sabía que Trump se había impuesto en estados clave como Florida u Ohio.

Horas más tarde, cuando el actual presidente salió a hablar atribuyéndose la victoria, Richmond y su grupo de cinco amigos estadounidenses, se echaban las manos a la cabeza.

"No puede ser que se proclame vencedor y salga hablando ya de fraude sin ninguna prueba, mi país se ha convertido en una república bananera", protestaba el tejano Walter Thorwe, amigo del ingeniero y profesor de inglés en una academia de idiomas de la capital.

UN LATINO ESTADOUNIDENSE QUE HUYÓ DEL "RACISMO DE TRUMP"

Entre quienes seguían el escrutinio en este gran café del popular barrio pequinés de Sanlitun había también algunos latinos, como José Carlos Rogers, de nacionalidad estadounidense y origen mexicano, que se vino a China "huyendo del racismo de Trump".

"No se puede vivir bajo su política siendo negro o latino, espero que no vuelva a ganar, sería muy triste no solo para América sino para todo el mundo", afirmó a Efe Rogers.

También seguía las pantallas con atención una española, Rosa Menéndez, a quien no le apasiona ninguno de los dos candidatos pero prefiere que Trump no repita por las consecuencias mundiales de su victoria.

"Desprecia cuestiones como el cambio climático y la relación con China sería mucho peor. No sé porqué no se puede concentrar en arreglar su país sin tener que buscar un enemigo fuera", afirma.

Solo un americano entre los presentes en el café reconocía apoyar al candidato republicano, pero prefería no hacer declaraciones ante las mayoritarias preferencias por Biden de los presentes, que estallaban en aplausos cada vez que el demócrata ganaba un estado.

LOS CHINOS NO QUIEREN A TRUMP

Entre más de una decena de chinos de todas las edades consultados hoy en las calles de Pekín por Efe, ninguno quería que repitiese victoria el republicano, aunque pensasen que la política de EE. UU. hacia China no cambiaría mucho con ninguno de los dos.

Chao Wang, un policía jubilado, opinó que "lo más importante es que cualquiera de ellos tenga una buena relación con China, que es lo que necesitan los pueblos".

"Si Biden gana será mejor porque no será tan agresivo como Trump contra China y eso será bueno para ambas partes", aseguró, al tiempo que advertía de que si "se produce un conflicto militar, los chinos pelearán hasta el final".

Coco Yan, de 36 años, empleada en un centro educativo, decía no saber mucho de las elecciones norteamericanas pero conocer más a Trump que a Biden.

"Es una persona algo ridícula. Siempre tiene opiniones extrañas. Si gana de nuevo va a ser un retroceso también para Estados Unidos. Para el mundo es mejor Biden, Trump es muy activo en contra de China", asegura.

"Cualquiera que sea el presidente no va a cambiar su política, Estados Unidos siempre piensa que China es un enemigo imaginario, aunque Trump está claro que es peor, se hace el tonto pero es muy listo", consideró por su parte Make Li, un joven informático de 30 años.

Javier García

(c) Agencia EFE