Incertidumbre: Chile define al sucesor de Piñera con dos favoritos en los extremos

·5  min de lectura
El candidato presidencial del Partido Republicano de Chile, José Antonio Kast, favorito en las encuestas (AP Foto/José Luis Saavedra)
El candidato presidencial del Partido Republicano de Chile, José Antonio Kast, favorito en las encuestas (AP Foto/José Luis Saavedra)

SANTIAGO, Chile.– Chile empezará a definir hoy al presidente que gobernará el país en los próximos cuatro años, en medio de un clima de máxima incertidumbre y convulsión política y social, y en el escenario más ambiguo de proyección de resultados desde el regreso a la democracia, en 1990, con dos favoritos a entrar al ballottage en los extremos de derecha e izquierda.

En este escenario, al que los analistas locales han insistido en calificar como “líquido”, la gran certeza tiene ver con el hecho de que ninguno de los siete candidatos que buscan suceder a Sebastián Piñera en el Palacio de La Moneda obtendría más del 50% de los votos. Por ello, la instancia de hoy tiene como gran atractivo la definición de los adversarios que se enfrentarán en el ballottage programado para el 19 de diciembre.

Más de 14,9 millones de chilenos están habilitados para sufragar, en una jornada electoral en la que también se votarán diputados (renovación completa de sus 155 miembros), 27 de los 50 senadores, además de consejeros regionales.

Candidatos presidenciales chilenos, de izquierda a derecha, Gabriel Boric del partido de coalición Apruebo Dignidad, José Antonio Kast del Partido Republicano, Yasna Provoste del partido Unidad Constituyente, Sebastián Sichel de la coalición gubernamental de centro derecha, Eduardo Artes del Partido Comunista-Acción Proletaria y Unión Patriótica, y Marco Henriquez-Ominami del izquierdista Partido Progresista, posan para una foto antes del debate presidencial en Santiago, Chile
Candidatos presidenciales chilenos, de izquierda a derecha, Gabriel Boric del partido de coalición Apruebo Dignidad, José Antonio Kast del Partido Republicano, Yasna Provoste del partido Unidad Constituyente, Sebastián Sichel de la coalición gubernamental de centro derecha, Eduardo Artes del Partido Comunista-Acción Proletaria y Unión Patriótica, y Marco Henriquez-Ominami del izquierdista Partido Progresista, posan para una foto antes del debate presidencial en Santiago, Chile


Candidatos presidenciales chilenos, de izquierda a derecha, Gabriel Boric del partido de coalición Apruebo Dignidad, José Antonio Kast del Partido Republicano, Yasna Provoste del partido Unidad Constituyente, Sebastián Sichel de la coalición gubernamental de centro derecha, Eduardo Artes del Partido Comunista-Acción Proletaria y Unión Patriótica, y Marco Henriquez-Ominami del izquierdista Partido Progresista, posan para una foto antes del debate presidencial en Santiago, Chile

Las encuestas dan como principales favoritos a entrar a la segunda vuelta al representante del Frente Social Cristiano, el ultraderechista José Antonio Kast, y al líder del bloque de izquierda antineoliberal, el exlíder estudiantil Gabriel Boric. Según el último estudio de la empresa Criteria Research, realizado entre el 10 y el 18 noviembre y de circulación restringida, Kast tiene un 25% de intención de voto y Boric, 24%.

El candidato presidencial chileno José Antonio Kast, del Partido Republicano. (Foto de MARTIN BERNETTI / AFP)
MARTIN BERNETTI


El candidato presidencial chileno José Antonio Kast, del Partido Republicano. (Foto de MARTIN BERNETTI / AFP) (MARTIN BERNETTI/)

Más atrás en ese sondeo asoman el economista Franco Parisi (12%), que está radicado en Estados Unidos y realizó una campaña completamente online sin pisar suelo chileno; Sebastián Sichel (10%), exministro del actual gobierno, y quien experimentó un repunte importante esta semana tras el último debate presidencial, y la senadora demócrata cristiana Yasna Provoste (10%), integrante de los gobiernos de la histórica Concertación, cuya candidatura no ha podido despegar.

El candidato presidencial chileno por el partido Apruebo Dignidad, Gabriel Boric
CLAUDIO REYES


El candidato presidencial chileno por el partido Apruebo Dignidad, Gabriel Boric (CLAUDIO REYES/)

Cierran el listado Marco Enríquez-Ominami, amigo del presidente Alberto Fernández y quien pugna por sacudirse de la irrelevancia, con un 5%, y el candidato de extrema izquierda Eduardo Artés, seguidor del régimen de Corea del Norte y que propone la refundación de Chile, que cosecha apenas un 2%.

En el mejor escenario en esta elección podríamos superar un 50% de participación, pensando en que los jóvenes vuelvan a votar y que las personas de mayor edad participen, sobre todo teniendo su esquema completo de vacunación”, dijo Mario Herrera, académico de la Universidad de Talca, sobre las expectativas de mayor asistencia a los locales de votación.

Franco Parisi
Franco Parisi


Franco Parisi

Otro aspecto importante es que las elecciones de hoy también significan una prueba de fuego para las encuestas que proliferaron antes de los comicios. Muchos de los estudios arrastran dudas generadas por los bloques políticos que las financian y por el desplome que sufrieron en su credibilidad en el plebiscito constitucional. Varias advirtieron un supuesto empate entre las alternativas “apruebo” y “rechazo”, pero el resultado 80%-20% a favor de la de crear una nueva Constitución dejó expuestas sus metodologías.

El candidato presidencial chileno Sebastian Sichel, de la coalición gobernante Chile Podemos Mas
El candidato presidencial chileno Sebastian Sichel, de la coalición gobernante Chile Podemos Mas


El candidato presidencial chileno Sebastian Sichel, de la coalición gobernante Chile Podemos Mas

Diferencias

Mientras Sichel aún espera protagonizar alguna sorpresa de último momento y acercarse a Kast, los candidatos que encabezan los sondeos intensificaron la promoción de sus programas de gobierno y marcaron diferencias con respecto a sus principales rivales, sobre todo en el ámbito de los idearios que promueven.

El candidato Marco Henriquez-Ominami, del Partido Progresista
Esteban Felix


El candidato Marco Henriquez-Ominami, del Partido Progresista (Esteban Felix/)

Por ejemplo, el líder del Partido Republicano apeló durante la campaña a la promesa de orden y seguridad, como respuesta a una crisis de autoridad que atraviesa el país. Entre sus promesas busca además reducir los impuestos, potenciar el modelo neoliberal y controlar la inmigración, un viejo anhelo que ha visto reflejado en su proyecto de construir una zanja en la frontera norte de Chile con Bolivia. Su apoyo a la dictadura de Augusto Pinochet también surgió durante la campaña.

“Recorriendo Chile nos hemos encontrado con barrios tomados por el narcotráfico, por ciudades agobiadas por la delincuencia… Eso es algo que nace espontáneo, un aplauso por nuestros carabineros, por nuestras policías, por nuestros gendarmes, para nuestras Fuerzas Armadas, que se la han jugado por que Chile siga siendo un país en libertad”, señaló el abogado de 55 años, que tiene nueve hijos.

Yasna Provoste del Partido Demócrata Cristiano
Yasna Provoste del Partido Demócrata Cristiano


Yasna Provoste del Partido Demócrata Cristiano

Por su parte, Boric promovió instalar un Estado de bienestar y de equidad de derecho y con la eliminación de las administradoras de fondos de pensiones (AFP) –las entidades privadas que han gestionado las pensiones de los chilenos a partir de un ahorro individual– como gran hito. Además, busca reducir la jornada laboral a 40 horas y crear un impuesto a las grandes fortunas del país. Dicho compromiso se levantó con fuerza desde el Partido Comunista, conglomerado que le ha entregado su respaldo.

“Es tremendamente importante que cambiemos para avanzar en las transformaciones por las que estamos peleando; construir un Estado que garantice derechos, que garantice dignidad e igualdad es la única manera de tener estabilidad, porque no puede crecer un país que está fracturado socialmente”, afirmó Boric en su cierre de campaña.

Para Máximo Quitral, analista político y académico de la Universidad Tecnológica Metropolitana (UTEM), la ausencia de liderazgos potentes en los conglomerados históricos de centroizquierda y centroderecha terminó por generar el espacio a la polarización en estas elecciones.

“Boric pertenece a una izquierda más dura, que cuenta con algunos componentes moderados. En el caso de José Antonio Kast, es el avance de una nueva derecha radical en Chile que responde también a un concepto internacional. Es un escenario de bastante incertidumbre”, analizó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.