Incendios vuelven a afectar gran humedal argentino

·2  min de lectura

BUENOS AIRES (AP) — Brigadistas intentaban sofocar el miércoles varios incendios de pastizales en la zona del Delta del río Paraná, un gran humedal situado al este de Argentina que en los dos últimos años sufrió grandes daños a causa del fuego.

De los tres grandes focos, el más complicado es el que se desató en un área situada frente a la localidad de San Nicolás, a unos 230 kilómetros al noroeste de Buenos Aires.

Los incendios se producen mientras persiste la bajante del río Paraná y la falta de lluvias y desataron una humareda que afectó la visibilidad en la autopista que une la capital argentina con la ciudad de Rosario, a 300 kilómetros.

La zona del Delta del Paraná, muy rica en biodiversidad, sufrió en 2020 y 2021 la pérdida de cientos de miles de hectáreas, según las autoridades, muchas veces a causa de incendios provocados por dueños de campos que buscaban renovar la pastura con la que alimentan al ganado vacuno. También habrían sido responsables cazadores que queman para visualizar a sus presas.

Las autoridades y la justicia investigan las causas de los actuales focos.

La región del Delta del río Paraná abarca una superficie aproximada de 17.500 kilómetros cuadrados con muy pocos habitantes repartida entre las provincias de Buenos Aires, Entre Ríos y Santa Fe.

Rodolfo Martínez, vocero de la Multisectorial Humedales, dijo a The Associated Press que en los últimos días se vieron afectadas unas 7.000 hectáreas en diferentes zonas del Delta y unas 100.000 en lo que va de 2022. Esa agrupación reúne a ciudadanos convocados por la defensa de los humedales, muchos de los cuales provienen de distintas organizaciones.

En tanto, alrededor de un millón de hectáreas ardieron a causa de los recurrentes incendios ocurridos desde 2020 en la zona del humedal, según cálculos de distintas organizaciones y denuncias de políticos opositores.

AP consultó al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible sobre los datos más recientes pero no obtuvo respuesta de inmediato.

Ese ministerio, a través del Servicio Nacional de Manejo del Fuego, puso esta semana a disposición un avión hidrante y un helicóptero que se sumaron a otros recursos desplegados en la zona afectada.

Juan Cabandié, ministro de Ambiente, dijo días atrás que mediante las denuncias presentadas, el gobierno procura que la justicia de Entre Ríos determine quiénes son los responsables de iniciar los focos en la zona de manera recurrente y aplique las penas que corresponden.

Defensores del medioambiente exigen que se apruebe una ley nacional para proteger esos sistemas de biodiversidad.

Un proyecto al respecto impulsado por cientos de organizaciones socioambientales que fue ingresado en marzo en el Congreso luego de haber sido presentado otros años, y que está firmado por unos 15 diputados, no ha sido girado a las cámaras correspondientes.

En las últimas semanas también se han detectado focos frente al Parque Nacional El Palmar y en otros puntos de la provincia de Entre Ríos, como las localidades de Calabacilla y Federación.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.