Evacuan a 200 pacientes por un incendio en un hospital referencia de Río de Janeiro

Río de Janeiro, 27 oct (EFE).- Unos 200 pacientes fueron evacuados este martes de uno de los pabellones del Hospital Federal de Bonsucesso, uno de los centros médicos de referencia de la ciudad brasileña de Río de Janeiro, por un incendio que destruyó parte de su depósito y que los bomberos demoraron tres horas en controlar.

La dirección del hospital confirmó que dos pacientes con covid-19 que estaban en estado muy grave murieron durante el proceso de evacuación del sitio de la conflagración por el agravamiento de su situación.

Una mujer de 40 años murió cuando era transferida a otra unidad y otra de 33 años cuando ya había sido reubicada en otro pabellón del centro médico.

Unos 175 de los pacientes evacuados fueron reubicados en otros pabellones del mismo hospital que no fueron afectados por las llamas y otros 25, que estaban en estado grave, trasladados a otros siete hospitales públicos de la ciudad más emblemática de Brasil, según fuentes oficiales.

El portavoz del Cuerpo de Bomberos del estado de Río de Janeiro, teniente coronel Lauro Boto, afirmó que el incendio no dejó ningún herido y que las pocas personas que tuvieron que ser atendidas por la inhalación de humo se encuentran en buen estado y fuera de peligro.

Agregó que el incendio se inició a primera hora de este martes en un depósito ubicado en el subsuelo del pabellón primero del Hospital de Bonsucesso por causas desconocidas y que las llamas se propagaron rápidamente debido a que el lugar contenía gran cantidad de material inflamable, especialmente pañales.

Según el vocero de los bomberos, los pacientes y funcionarios del hospital fueron evacuados antes de que el humo llegara hasta la enfermería, que está ubicada en el primer piso de la edificación afectada, por lo que la rápida reacción de los socorristas impidió daños mayores.

La enfermería de la edificación afectada tiene capacidad para atender a 400 personas, pero en el momento en que se inició el fuego tan sólo había unos 200 pacientes.

De acuerdo con Boto, las llamas fueron controladas poco antes del mediodía de este martes pero los bomberos permanecieron en la edificación hasta la tarde mientras verificaban posibles nuevos brotes, revisaban y retiraban los destrozos y evaluaban si la estructura de la edificación llegó a ser afectada.

UN TALLER MECÁNICO CONVERTIDO EN ENFERMERÍA IMPROVISADA

Algunos de los pacientes, retirados en camillas y conectados a cilindros de oxígeno, llegaron a ser trasladados inicialmente a una bodega de neumáticos y taller mecánico ubicado frente al hospital antes de que la dirección del centro médico los reubicara, en donde los médicos montaron una enfermería improvisada.

El vocero dijo que, pese a que el pabellón número uno fue totalmente evacuado debido a que estaba comprometido por las llamas y el humo, ninguna de las otras edificaciones del hospital fue afectada por el incendio.

La Secretaría municipal de Salud informó en un comunicado de que puso a disposición toda su red de centros médicos para recibir otros pacientes que necesiten ser trasladados.

De los pacientes trasladados a otros hospitales, cuatro estaban ingresados por la covid-19 ya que este hospital fue nombrado en marzo pasado por el Ministerio de Salud como la unidad de referencia en Río de Janeiro para tratar el nuevo coronavirus.

Otros de los cuatro pacientes trasladados fueron conducidos al centro de convenciones Riocentro, en donde la alcaldía tiene montado desde abril un hospital de campaña para atender a los contagiados con covid-19 y que ya estaba en proceso de desmonte.

Río de Janeiro es la segunda ciudad más afectada por el coronavirus en Brasil, el segundo país con más muertes por la enfermedad en el mundo después de Estados Unidos, con 157.400 fallecidos, y el tercer con más contagiados después de Estados Unidos e India, con unos 5,4 millones de casos.

El Hospital Federal de Bonsucesso, ubicado en el barrio del mismo nombre, en la zona norte de Río de Janeiro, es una unidad de referencia del sistema público de salud de la ciudad desde 1990 y el mayor hospital público regional, con cerca de 5.000 funcionarios.

En septiembre del año pasado un incendio en un hospital privado de Río de Janeiro, igualmente en la zona norte de la ciudad, dejó 11 pacientes muertos y cuatro bomberos heridos.

(c) Agencia EFE