Incendio forestal cerca de Los Ángeles: hay alrededor de 60.000 evacuados

LA NACION
·2  min de lectura

Unas 60.000 personas fueron evacuadas el lunes de una localidad cerca de Los Ángeles, California, luego de que un incendio forestal se extendiera rápidamente por más de 3000 hectáreas, bloqueara carreteras e hiriera gravemente a dos bomberos.

El llamado "Silverado Fire" comenzó a las 6.47 (hora local) en Irvine Hills, unos 60 kilómetros al sureste de la ciudad estadounidense de Los Ángeles. Según dijeron los bomberos, se expandió a gran velocidad debido a la sequedad del ambiente y los fuertes vientos. Con ráfagas de más de 100 km/h, estos no solo avivan las llamas sino que impiden la intervención de aviones de extinción de incendios.

Como medida de precaución, las autoridades de Irvine ordenaron la evacuación de unos 60.000 residentes que viven en barrios potencialmente amenazados por las llamas. Además, tal como señaló el sargento Karie Davies, de la policía de Irvine, lo mismo hicieron con las escuelas de la zona.

"Fue una locura. Incluso en el coche me dolían los ojos, la nariz y la garganta. Parecía que había caído la noche", dijo Frédéric Tournadre, un francés que trabaja en una empresa de la zona.

Varias rutas se vieron cortadas por la progresión de las llamas, sin que ello impidiera las evacuaciones.

Peligrosas condiciones

El Servicio Nacional de Meteorología advirtió que la baja humedad, vegetación seca y vientos fuertes son condiciones típicas de esta época del año, pero que este episodio en concreto es particularmente fuerte y reúne "las condiciones más peligrosas para incendios que se han visto desde octubre de 2019".

La región permanecerá bajo alerta roja hasta el martes por la noche, mientras que alertas similares están vigentes en gran parte de California.

"Los nuevos focos de incendio en los condados de Los Ángeles y Ventura probablemente crecerán muy rápido, tendrán un comportamiento extremo y serán vistos desde lejos, lo que resultará una amenaza significativa para la vida y la propiedad", indicó esta entidad.

Dos bomberos resultaron heridos con quemaduras de segundo y tercer grado y ambos tuvieron que ser atendidos en un hospital del área, dijo el jefe de Bomberos del Condado de Orange, Brian Fennesy.

Agencia AFP