Incendio en fiesta mata a 21 de una misma familia en Gaza

Agentes de policía de Hamas acordonan la escena de un incendio, en un edificio de tres plantas en el campo de refugiados de Jebaliya, en el norte de la Franja de Gaza, el 17 de noviembre de 2022. (AP Foto/Adel Hana) (ASSOCIATED PRESS)

CAMPO DE REFUGIADOS JABALIYA, Franja de Gaza (AP) — Las 21 víctimas de un incendio que arrasó un departamento en la planta alta de un edificio durante una fiesta de cumpleaños eran miembros de la misma familia, dijeron dos parientes el viernes.

Miles de personas asistieron a una procesión fúnebre por las víctimas.

Las autoridades Gaza, gobernada el grupo Hamas, señalaron que el incendio registrado el jueves en la noche en un edificio residencial de tres plantas en el campo de refugiados de Jabaliya fue aparentemente avivado por gasolina almacenada. No estuvo claro cómo prendió el combustible, pero había una investigación en marcha, agregaron.

Las autoridades elevaron la cifra de fallecidos a 21, lo que lo convierte en uno de los incidentes más letales registrados en los últimos años en Gaza, al margen de la violencia derivada del conflicto entre israelíes y palestinos.

Fue uno de los accidentes fatales más graves en Gaza en los últimos años, aparte de la violencia provocada por el conflicto israelí palestino.

El incendio destruyó la última planta del inmueble, donde vivía la familia Abu Raya.

En declaraciones a The Associated Press, el vocero de la familia, Mohammed Abu Raya, dijo que la celebración tenía un doble motivo: el cumpleaños de uno de los niños y el regreso de uno de los adultos tras un viaje a Egipto. El portavoz habló desde el Hospital Indonesio, en el norte de la Franja, a donde se trasladaron los cuerpos y donde los familiares esperaban entre sollozos el inicio de la procesión funeraria.

Abu Raya rebatió las afirmaciones de que el combustible almacenado alimentó las llamas y afirmó que era más probable que los muebles, fabricados con materiales inflamables, hubiesen actuado como acelerador.

“El desastre fue que nadie salió vivo para contarnos la verdad”, dijo. “No creo que fuese gasolina almacenada”.

Los fallecidos pertenecían a tres generaciones de la familia: una pareja, sus cinco hijo y una hija, dos nueras y 11 nietos. Las identidades de las demás víctimas no se hicieron públicas de inmediato, según Abu Raya y Mohammed Jadallah, casado con una mujer de la familia.

Los cadáveres fueron llevados desde la morgue a una mezquita antes de su entierro.

Gaza enfrenta una crisis energética grave, en parte debido al asfixiante bloqueo fronterizo impuesto por Israel y Egipto desde que Hamas se hizo con el control del territorio hace 15 años.

Es habitual que la población almacene gas para cocinar, gasóleo y gasolina en sus casas antes del invierno.