Incendio destruye más de 200 hectáreas de bosque en la capital hondureña

1 / 2

Los guardabosques abandonan el área después de luchar contra un incendio forestal en el sector de El Picacho y El Hatillo en Tegucigalpa, el 30 de marzo de 2017

Los guardabosques abandonan el área después de luchar contra un incendio forestal en el sector de El Picacho y El Hatillo en Tegucigalpa, el 30 de marzo de 2017 (AFP | Orlando Sierra)

Un incendio que se desató la mañana del miércoles consumía hasta este jueves más de 200 hectáreas de pino en las elevaciones montañosas de El Hatillo, El Picacho y La Tigra, en la capital de Honduras, informaron este jueves las autoridades.

El portavoz de los bomberos, Oscar Triminio, dijo a la AFP que en la extinción del fuego trabajan 70 socorristas, 170 miembros del ejército y un número no precisado de efectivos estadounidenses de la Fuerza de Tarea conjunta Bravo, asentada en Palmerola, 50 km al norte de la capital.

Tres helicópteros de la Fuerza Aérea de Honduras, del tipo Chinook, descargaban bolsas de agua sobre las llamas para tratar de controlarlas.

Triminio aseguró que ya está controlada la línea de fuego que avanzaba amenazando incendiar lujosas residencias en esa zona, el principal pulmón del norte de Tegucigalpa, aunque aún quedan algunos focos de fuego dispersos.

El ministerio de Seguridad ofreció una recompensa de 250.000 lempiras (unos 10.000 dólares) a la persona que brinde información que permita la captura de quienes provocaron el incendio forestal, pues considera que fue provocado.

Los incendios tienen a Tegucigalpa y Comayaguela, las dos ciudades que forman la capital, con más de un millón de habitantes en conjunto, bajo una densa capa de humo.

Según estadísticas del estatal Instituto de Conservación Forestal (ICF), unos 200 incendios habían destruido en lo que va del año, en todo el país, cerca de 10.000 hectáreas de bosque, cifra menor en 29% a la que se registraba a la misma fecha el año pasado.

Honduras acaba de superar una plaga que destruyó más de 500.000 hectáreas de bosques de pino, cerca del 25% de todos los pinares del país.