Un incendio arrasa la catedral de Notre Dame de París

mdv/lmpg/ie

París, 15 abr (EFE).- La catedral de Notre Dame de París ha sufrido este lunes un devastador incendio que afectó a buena parte del tejado del templo gótico. Tras unas primeras horas angustiosas, en las que incluso se llegó a hablar de la destrucción total del edificio, el presidente francés, Emmanuel Macron, consideró que "lo peor se ha evitado", aunque recordó que "la batalla todavía no se ha ganado totalmente".

El grave incendio, transmitido por las televisiones en tiempo real, ha conmocionado al mundo, que no cesa de lamentar con estupor el suceso acaecido a un templo símbolo de París, de Francia, su historia y del mundo católico.

Más de 500 bomberos luchaban por la noche contra las llamas que acabaron con al menos dos tercios de la cubierta y provocaron el desplome de la aguja del templo, el monumento más visitado en Francia y una de las obras maestras del arte gótico con sus más de ochocientos años de historia.

Vista general del incendio que consume el techo de la catedral de Notre Dame este lunes, en París (Francia). EFE/JULIEN DE ROSA

Las dos torres del pórtico se salvaron del fuego, originado por causas desconocidas en el tejado que estaba en restauración, así como las reliquias que atesoraba el templo.

A medianoche el gobierno francés señaló que la estructura de la catedral "puede haberse salvado", debido al enfriamiento reciente, pero se mostró cauto y prudente ante el devenir de la noche y los trabajos de extinción de este templo construido en 1272.

"Lo peor se ha evitado, aunque la batalla todavía no se ha ganado totalmente. Las próximas horas serán difíciles, pero gracias a su coraje (de los bomberos) la fachada y las dos torres principales no se han caído", dijo Macron en una declaración a la prensa.

Tras agradecer también a la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, y al conjunto de servicios del Estado, Macron proclamó de forma solemne que Notre Dame será reconstruida "entre todos juntos". "A partir de mañana pondremos en marcha una suscripción nacional y más allá de las fronteras de Francia. Y haremos un llamamiento a los mayores talentos", anunció.

Vista del techo de la catedral de Notre Dame este lunes, en París (Francia). EFE/YOAN VALAT

La crónica de lo sucedido

Las llamas aparecieron sobre las 18.50 de la tarde de París, poco después de la hora de cierre al público del monumento, que se encontraba en obras de restauración. Mira aquí la galería de imágenes

Se baraja la hipótesis de que precisamente esas obras pudieron ser el origen del incendio. La Fiscalía de París ha abierto una investigación para determinar las circunstancias que lo provocaron.

Las llamas afectaron en un primer momento a los aledaños de la aguja central (añadida en el siglo XIX al templo medieval), que se derrumbó pasadas unas horas en uno de los momentos más dramáticos y simbólicos de la tarde. Los bomberos tuvieron dificultades para acceder a la catedral, lo que hizo que las llamas se extendieran por todo el armazón que sujeta el techo, que poco a poco fue pasto de las llamas, que también afectaron a algunos arbotantes.

Estupor entre los testigos

Miles de personas, turistas y locales, observan la escena en directo con espanto y muchos no podían reprimir un grito o las lágrimas. Siglos de historia francesa y europea eran devorados por el fuego.

Se han vivido momentos muy emotivos etre los testigos directos del hecho histórico. Como cuando a pocos cientos de metros del templo, allí donde la policía ha establecido cordones para impedir que alguien se acerque más de lo recomendable, un grupo de fieles comienza a entonar un "¡Ave María!"

Kaissia Rouan, que se encontraba en el parque adyacente al templo, aseguró a Efe que "cuando llegaron los bomberos ya había muchas llamas que salían del tejado" de la catedral.

"Hemos visto mucho humo, pensábamos que era por las obras que están haciendo. Cada vez había más, nos hemos ido a la parte delantera y nos han desalojado para evitar que nos afectara el humo. Hemos visto las llamas salir de la catedral. Es muy triste", aseguró la turista visiblemente afectada.

Vista general del incendio que consume el techo de la catedral de Notre Dame este lunes, en París (Francia). EFE/IAN LANGSDON

Todo un símbolo de Francia

La catedral de Notre Dame de París es el monumento más visitado de Francia, con 13 millones de personas al año, y símbolo de la historia del país en momentos clave

Notre Dame es, junto a la torre Eiffel, uno de los grandes atractivos de la ciudad, y no solo es en sí una de las grandes joyas de la arquitectura gótica, sino que también ha inspirado a escritores y artistas durante sus ocho siglos y medio de historia.

El obispo de la ciudad Maurice de Sully decidió en 1160 construir una catedral en el estilo de la época y, respaldado por el rey Luis VII, por los notables y por múltiples corporaciones profesionales, las obras comenzaron tres años después, pero tardaron en finalizar algo más de un siglo, en 1272.

Actualmente se estaban realizando obras de restauración, con un costo estimado de 6 millones de euros, que debían prolongarse hasta 2022 y que necesitaron de la instalación de unos enormes andamios que llegaban a 100 metros de altura.