INBAL reasignaría recursos de eventos cancelados para apoyar artistas

CIUDAD DE MÉXICO, abril 28 (EL UNIVERSAL).- El Instituto Nacional de Bellas Artes (INBAL), informó su directora general Lucina Jiménez, analiza realizar una redistribución de presupuestos asignados a eventos de carácter internacional, que ante la contingencia sanitaria algunos ya han sido cancelados, con el objetivo de crear medidas que apoyen al sector cultural que no cuenta con contratos institucionales. Además confirmó que como lo marca el Decreto de Austeridad sí habrá un recorte al sector cultural y detalló que se aplicará para gastos que no se están realizando como arrendamientos, uso de papelería y viáticos.

Además indicó la funcionaria en una video reunión con artistas, también se está buscando garantizar el pago de funciones ya comprometidas entre el INBAL y los artistas, así como la autorización de la Secretaría de Hacienda para que el ingreso de taquillas de las funciones ya programadas se puedan entregar a los grupos en un porcentaje del 100%.

"Es verdad que el sector artístico ya tenía una situación de precarización y se ha visto agravada en esta circunstancia, esto nos obliga a repensar las formas de colaboración y de estructuración de las propuestas", indicó la funcionaria. Y añadió: "En este momento se está haciendo una revisión de la reestructuración presupuestal para poder salvar y garantizar todos los compromisos que estaban establecidos previamente y han sido pospuestos en la reprogramación, para que esos contratos se paguen con independencia de que las actividades sucedan después. Sabemos que esto no es suficiente porque sólo atañe a las compañías que ya tenían un contrato, pero también estamos trabajando en una reconversión presupuestal para poder orientar hacia las comunidades que en este momento no tienen una garantía administrativa de un contrato (para que realicen trabajos) en un sentido virtual o presencial posterior".

Asimismo, detalló que están haciendo la "recopilación de recursos" derivado de cancelaciones internacionales que están recibiendo porque la movilidad artística se verá afectada en este proceso. La directora del INBAL sostuvo que, como lo marca el Decreto de Austeridad publicado hace unos días y que ordena un recorte, en el sector cultural también se aplicará, pero sólo para partidas que tienen que ver con gasto de papelería, arrendamientos, viáticos y todos aquellos recursos que no se están utilizando por la contingencia.

"El día de hoy estamos haciendo el cierre del replanteo de lo que implican las cancelaciones internacionales, pero seguirán sucediendo, es algo con lo que tendremos una alerta, y los criterios de reconversión será para apoyar al sector artístico que no recibe salario permanente de las instituciones. El cierre de estas reconversiones la haremos todos el viernes y la Secretaría de Cultura hará una revisión de cómo está todo el sector", dijo. Jiménez aseguró que todas las propuestas de la comunidad que han hecho otras comunidades como la dancística y la teatral, también están siendo tomando en cuenta.

"Sí sabemos que hay una vulnerabilidad y las medidas creativas que están proponiendo son importantes", añadió. La reunión en la que también participaron Mardonio Carballo, director general de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas; Susana Harp, presidenta de la Comisión de Cultura de la Cámara de Senadores; y Miguel Pot, secretario técnico de esa misma comisión, fue convocada por la Asamblea por las Culturas, el Movimiento Colectivo por la Cultura y el Arte de México (Moccam) e integrantes del movimiento #NoVivimosdelAplauso.

La propuesta principal de los artistas organizados es el otorgamiento de apoyos por 15 mil pesos para 100 mil artistas, durante tres meses, para el eje que denominaron "Contigo en la confianza", que retoma el término del proyecto de la secretaría de Cultura, "Contigo en la distancia"; también demandaron que existan censos sobre cuántos y en dónde está la población nacional que trabaja en la Cultura para tener mayor certeza sobre el dato de que según el Inegi 2.2 millones de personas están dedicadas a la cultura en el país.

También demandaron apoyos para otros sectores como los artesanos y explicaron que otras medidas paliativas para el sector que están emprendiendo son centros de acopio de despensas para apoyar a la comunidad cultural y a toda la población que lo necesite. Además pidieron ser considerados en medidas de apoyo de carácter nacional para otros sectores como un seguro de desempleo.

Lucina Jiménez resaltó que, en efecto, el censo es una de las bases esenciales para la formulación de políticas públicas más eficientes; sin embargo aclaró que para realizarlo no sólo se necesita de metodologías también requieren reconocimiento jurídico. "Hay una serie de medidas que se han platicado otros grupos es que cuando se abran las taquillas el porcentaje vaya completamente a los grupos, como un apoyo para la recuperación. Ya tenemos un diálogo con Hacienda porque eso significaría una reducción de los ingresos propias, pero no hay inconveniente para que podamos hacerlo, le vemos todas las posibilidades de entregar el 100%. Las propuestas que están haciendo y que implica a otras instituciones, nosotros podemos ser vehículo para que se realicen y podemos hacer expedientes con ustedes", dijo.

Respecto a los trabajadores que laboran con el INBAL a través de Capítulo 300, la funcionaria aseguró que ningún empleado verá amenazado su trabajo, independientemente de su esquema contractual.

Finalmente sobre la viabilidad del apoyo de 15 mil pesos para 100 mil artistas, Jiménez indicó que tanto esa propuesta, como otras que han hecho distintas comunidades artísticas, dependerá del presupuesto con el que cuente la Secretaría de Cultural, e insistió en que todas las medidas están siendo revisadas. En este sentido, Miguel Pot, coincidió: "Dotar de recursos a la confianza, a la palabra, son bastantes razonables, tomo nota de las propuestas que se han hecho, pero quiero señalar que su viabilidad dependerá de su disponibilidad presupuestal que están asignados a las dependencias públicas de los tres órdenes de gobierno, federal, estatal y municipal, que ya de por sí representan serias restricciones y que con las nuevas disposiciones que se han publicado, se hacen aún más firmes".

El próximo jueves volverán a tener una reunión para detallar esquemas de trabajo a partir de las propuestas planteadas para determinar sus alcances y viabilidad.