Inauguran hospital para COVID-19 junto al estadio Maracaná

·1  min de lectura
Con el estadio Maracaná de fondo, el bombero Elielson Silva toca su trompeta desde lo alto de la escalera desplegada de su camión en Río de Janeiro, el 5 de abril de 2020. (AP Foto/Leo Correa)

RÍO DE JANEIRO (AP) — Sin fútbol desde hace casi dos meses, el complejo donde se encuentra el mítico estadio Maracaná encendió las luces el sábado con una nueva misión en tiempos de pandemia: dar atención médica a pacientes graves de Covid-19.

Las autoridades de Río de Janeiro inauguraron un hospital de campaña con capacidad de 170 camas, montado en las instalaciones del Maracaná, al lado del estadio de fútbol, para atender a pacientes infectados por el nuevo coronavirus. Cincuenta de las camas corresponden a Unidades de Terapia Intensiva y 120 son de enfermería.

Se espera que en los próximos días sean inauguradas otras 230 camas. La construcción demandó en total 38 días.

El 14 de marzo rodó por última vez la pelota en el estadio, escenario de dos finales de Copa del Mundo, en 1950 y 2014, cuando Flamengo venció 2-1 a Portuguesa por el campeonato estatal de Río. El partido se disputó sin público por decisión de la Confederación Brasileña de Fútbol debido a la pandemia.

Río es el segundo estado —entre los 27 que conforman Brasil— con mayor número de contagios confirmados. Hasta el viernes, las autoridades reportaron más de 1.600 muertos y comenzaron a evaluar la aplicación de un confinamiento estricto para detener el ritmo de avance de la enfermedad.

En todo el país ya murieron más de 10.000 personas desde la llegada de la pandemia. La mayoría de los clubes de la serie A de Brasil se mantienen cautelosos sobre un eventual retorno al fútbol. Sin embargo, algunos pocos ya comenzaron a presionar para la reanudación.

En el sur del país, el Internacional y el Gremio, dos conjuntos de de la ciudad de Porto Alegre, retomaron esta semana los entrenamientos.