Inauguran una estatua de la icónica concejala brasileña Marielle Franco

Río de Janeiro, 27 jul (EFE).- La concejala brasileña, activista de izquierdas y defensora de los derechos humanos Marielle Franco, asesinada en 2018 en un caso aún impune, podrá ser recordada en el mismo lugar en que se hizo famosa como política gracias a la inauguración este miércoles de una estatua de bronce en su homenaje.

La estatua en tamaño natural (1,75 metros), esculpida por el artista Edgar Duvidier, fue desvelada hoy en el Buraco do Lume, un emblemático lugar en el centro de Río de Janeiro al que la concejala carioca acudía todos los viernes para conversar con sus electores y ofrecerles satisfacciones sobre su mandato.

Así como la política, que se subía sobre un pequeño cajón para que sus electores pudieran verla desde lejos, la estatua también reposa sobre un bloque de bronce y representa a la combativa e icónica concejala con el brazo extendido y el puño cerrado.

Se trata de un nuevo homenaje a la dirigente cuyo asesinato a tiros el 14 de marzo de 2018 conmocionó a Brasil y tuvo gran repercusión internacional debido a que la activista, una mujer, lesbiana, negra y nacida en una favela, venía destacándose por su firme defensa de los derechos humanos, por sus iniciativas de apoyo a las minorías y por su posición de combate a grupos parapoliciales.

El homenaje, una iniciativa del Instituto Marielle Franco (IMF), fundación creada y liderada por su familia para mantener su legado vivo, fue realizado precisamente el día en que la dirigente izquierdista cumpliría 43 años.

"Era un lugar y un día muy significativos. Es emblemático porque la presentamos de puño cerrado y sonrisa en el rostro... Traemos a Mari un poco más cerca de la gente y consideramos que estamos dando un gran paso porque, en momentos en que se resignifican monumentos y estatuas en todo el mundo, fortalecemos la memoria de esa mujer", dijo a Efe Anielle Franco, su hermana y presidenta del instituto.

La madre de la concejala asesinada, Marinete da Silva, agregó que el homenaje es a una mujer que simboliza la resistencia en Brasil y la superación de las mujeres negras, y que busca evitar que "más Marielles sean asesinadas".

Los familiares también destacaron que la estatua fue inaugurada en la semana en que se celebra el Día Internacional de la Mujer Negra Latinoamericana y Caribeña.

El homenaje, que contó con la participación de diputados de diferentes partidos de izquierda, terminó convertido en una tertulia sobre los derechos humanos y en un concierto con géneros musicales procedentes de las favelas de Río de Janeiro.

La socióloga y concejala por el izquierdista Partido Socialismo y Libertad (PSOL) fue asesinada en una céntrica calle de Río junto al conductor de su vehículo, Anderson Gomes, tras participar en un acto de mujeres negras.

Pese a que las autoridades arrestaron en 2019 a dos expolicías acusados de haber sido los autores materiales del crimen y a que la Justicia aceptó juzgarlos por homicidio agravado, la investigación hasta ahora no ha identificado quién encomendó el asesinato ni esclarecido los motivos del mismo.

Sobre los inductores del crimen, la Policía ha admitido varias hipótesis, desde la participación de milicias que controlan amplias áreas de Río hasta la de políticos molestos por la popularidad de la concejala, pero sin ningún avance, pista o identificación.

Los dos únicos acusados, aún presos, serán juzgados en un proceso por homicidio agravado por un jurado hasta ahora no convocado, por lo que organizaciones de defensa de los derechos humanos consideran el caso como emblemático de la impunidad en Brasil.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.