El Inadi dictaminó que Alberto Fernández no discriminó con su frase sobre el origen de mexicanos y brasileños

·6  min de lectura
Victoria Donda y Alberto Fernández
Presidencia

Para el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi), que dirige Victoria Donda, la polémica frase del presidente Alberto Fernández sobre el origen de los argentinos, brasileños y mexicanos no corresponden a un acto de discriminación.

El 9 de junio pasado, tras la conferencia con el presidente español, Pedro Sánchez, Fernández entró en una polémica que escaló a nivel internacional luego de mencionar -según dijo- una cita del escritor mexicano Octavio Paz. “Escribió alguna vez Octavio Paz que los mexicanos salieron de los indios, los brasileños salieron de la selva, pero nosotros, los argentinos, llegamos en los barcos de Europa. Así construimos nuestra sociedad”.

Tanto creció el escándalo, que incluyó respuestas del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, y referentes políticos mexicanos, que fue el propio Fernández el que le envió una carta al Inadi para que evaluara si sus dichos se encuadraban en un acto de discriminación.

28 días después del pedido del mandatario, el organismo dictaminó: “De esta manera, los dichos efectuados en el marco de la visita del Primer Ministro español no reflejan las acciones del gobierno de Alberto Fernández, que, lejos de promover la discriminación y la invisibilización de los pueblos originarios, es un gobierno que promovió intensamente la igualdad de los grupos históricamente vulnerabilizados”.

Según el texto de seis páginas y que lleva la firma de Donda y de Emiliano Demian Zayat, director de asistencia a las víctimas del Inadi: “En relación con el análisis de lo denunciado, como ya se dijo, el denunciante (junto a otras personas que denunciaron los hechos en los mismos términos en los expedientes acumulados) consideró discriminatoria una frase que dijo el Presidente en el marco de una reunión conjunta con el Primer Ministro español. Según el video acompañado, se puede observar un fragmento del discurso cuando el Presidente mencionó que ‘En América Latina y los argentinos puntualmente, somos por sobre todas las cosas Americolatinistas. Creemos en América Latina y en nuestro continente, en la unidad de nuestro continente. Pero particularmente también soy un Europeista, soy alguien que cree en Europa. Escribió alguna vez Octavio Paz que los mexicanos salieron de los indios, los brasileros salieron de la selva y los argentinos llegamos de los barcos, y eran barcos que venían de allí, de Europa, y así construimos nuestra sociedad…'”.

Asimismo, como se relató en el apartado I, el Presidente, luego de esto reflexionó sobre sus dichos, pidió disculpas a quienes pudo haber ofendido y remarcó la importancia de la diversidad y heterogeneidad en la formación de nuestro país en particular y de América Latina en general. En su reflexión también señaló que las poblaciones originarias han sido objeto de violencia y prácticas genocidas durante nuestra historia, y que tanto los pueblos originarios, migrantes y los descendientes africanos, de quienes fueron traídos como esclavos a estas tierras y que luego lograron emanciparse, formamos una unidad con riqueza en nuestra diversidad; y enfatizó que trabaja para una convivencia intercultural basada en el respeto y el reconocimiento de las diferencias. Señaló asimismo que el gobierno construye a la Argentina en la Patria Grande, y defiende la integración regional, en la solidaridad con el pueblo de Bolivia ante un golpe de Estado, en la defensa de los derechos democráticos en cada país de la región, en el trabajo conjunto con México por la vacuna, en la cooperación con los países de América Latina en el contexto de la pandemia”, argumentó el Inadi.

Luego siguió: “Efectivamente, uno de los mitos fundacionales sobre los que se apoya la historia argentina es que los argentinos somos principalmente inmigrantes europeos, blancos e ilustrados. Esta línea mítica fue impuesta por los primeros pensadores nacionales, como Sarmiento, quien abiertamente llamó a omitir a toda la población originaria y construir una nación a través de la inmigración europea. Según esta idea, se pretendía contraponer ‘civilización’ (inmigrantes europeos) a la ‘barbarie’ existente en nuestras tierras (gauchos, indios, esclavos, mestizos, etc). Este mito fundacional fue plasmado en el artículo 25 de la Constitución anteriormente citado, donde se establece que el gobierno federal promoverá la inmigración europea, y el artículo 67 inciso 15 que promovía la conversión de los indios al catolicismo, luego de garantizar la seguridad de las fronteras con ellos. Asimismo, estas ideas de ilustración europea tuvieron también su correlato en las grandes oleadas migratorias que recibió nuestro país a fines del siglo XIX y comienzos del siglo XX, que hicieron de Buenos Aires “la París de Sudamérica”, y motivadoras del proceso de identificación del argentino con el europeo. Esta idea fundacional fue el marco clásico en el que se ha ido construyendo la normativa e intervención histórica estatal en relación a las migraciones en Argentina, desde el paradigma liberal-conservador “europeizante” en la Constitución Nacional de 1853 y de la primera ley ‘de inmigración y colonización’ Nº 817. Y ‘vulnerador y excluyente’ luego, con las siguientes leyes migratorias, decididas siempre en gobiernos militares de facto: la Ley Nº 17.294 de Onganía, denominada “de represión a la inmigración clandestina”, y especialmente con el decreto ley Nº 22.439, conocido como “Ley Videla”, instaurado por la última dictadura cívico militar y promotor de sus lineamientos”.

Luego enumera una serie de leyes que lleva adelante la actual administración y analiza: “Con todo esto podemos ver que claramente el gobierno de Alberto Fernández no puede ser considerado como que discrimina a los pueblos originarios y a los migrantes latinoamericanos. No es lo que sus hechos muestran, sino todo lo contrario. Como lo mencionó en el discurso de apertura de sesiones del Congreso Nacional en el 2020, se puede observar que tiene un compromiso en fortalecer el rol de sujetos de derecho de los pueblos originarios y de las comunidades migrantes”.

Según el texto: “El Presidente ha reflexionado sobre el tema, y quiso dejar en claro lo que realizó y los objetivos para los que trabaja. Asimismo, pidió disculpas a quienes se sintieron ofendidos. De este modo, no corresponde emitir llamado a la reflexión alguno en tanto ya ha sido realizado”.

El dictamen completo

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Qué decía la carta que le envió Fernández a Donda

En el día de ayer cité una frase ‘los argentinos llegamos de los barcos’ que advierto que mueve algunos de los prejuicios que hay en nuestra sociedad. Con quienes se sintieron ofendidos con mis dichos no dude en disculparme. Pero como observo que ha sido interpretada por algunos de modo que contradice mis acciones y nuestras decisiones de gobierno, me permito poner a su consideración estas reflexiones a los fines que usted considere que correspondan”, comienza la carta que tiene dos páginas.

“Deseo aclarar mis convicciones profundas y sentidas sobre la población argentina y latinoamericana”, sigue el mandatario, y agrega: “La Argentina ha sido uno de los países del mundo que más inmigración europea recibió entre fines del siglo XIX y principios del siglo XX. Eso genera un lazo cultural insoslayable”.

La carta sigue: “Eso no me hace perder de vista que desde antes de la colonización había en el país diferentes pueblos originarios. Conocemos las situaciones de violencia y genocidio que hubo a lo largo de nuestra historia”.

“Hoy existen en el país decenas de pueblos originarios con sus lenguas y tradiciones. Además, importantes investigaciones señalan que un porcentaje cercano a la mitad de la población argentina tiene ascendencia indígena. Los argentinos y argentinas somos producto de esa historia a la que se suma la presencia de muchos otros pueblos, incluyendo la migración de los países latinoamericanos”, asegura Fernández que fue repudiado por referentes políticos de varios países de la región.

Según el Presidente: “Somos esa diversidad de las que estamos y debemos estar orgullosos. Somos resultado de un diálogo entre culturas”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.