Un divorcio y dos tumores cerebrales: Inés Gómez Mont enfrentó duros obstáculos en los últimos años

·4  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 11 (EL UNIVERSAL).- Divorcio, rechazo de expareja y tumores en el cerebro son algunos de los obstáculos que Inés Gómez Mont ha superado en los últimos años para continuar con su vida.

La conductora, sobre la que presuntamente existe una orden de aprehensión por, entre otras cosas, defraudación fiscal, tiene 38 años y comenzó su carrera profesional en "Los 25+" y "Ventaneando" de Televisión Azteca.

Tenía más de una década en los medios de comunicación cuando su tío Fernando Gómez Mont fue designado Secretario de Gobernación por Felipe Calderón Hinojosa, lo que generó un interés mayor de la prensa del entretenimiento en ella.

Cuando alguien le preguntaba sobre ello, Inés se mostraba algo seca al respecto, tratando de esquivar cualquier comentario.

En 2008 saltó internacionalmente cuando en el Super Bowl XLII asistió vestida de novia a la conferencia de Tom Brady, quaterback de los Patriotas de Nueva Inglaterra, para pedirle matrimonio.

La idea había surgido de su hermano, amante de la NFL y ella decidió que sería bueno ponerla en práctica. Comenzó a entrevistar a compañeros del jugador y, de pronto, Brady le cedió la palabra.

¿Te casarías conmigo?, preguntó la conductora.

"Soy hombre de una sola mujer", respondió el jugador, siguiéndole el juego.

La imagen de Inés apareció en distintos medios del orbe y la NFL tuvo que ponerle seguridad especial, pues varios fans se le acercaban para tomarse una foto y hablar con ella.

"Algo que me caracteriza es que nunca me da pena, yo solita me burlo de mí misma", dijo en su momento a la cámaras de la televisora del Ajusco.

En 2013 Inés se divorció de Javier Díaz, quien le había sido infiel con una de sus amigas.

"Cuando le cacho esas fotos en el celular, le dije: ya no quiero nada", contó en una entrevista con Mónica Noguera.

Pero eso era sólo la gota que derramó el vaso. Cuando se embarazó de triates, él le dejó de hablar. Ya tenía una hija, pero la llegada de tres bebés por alguna razón desconocida, le molestó a Díaz, y el embarazo, dado el físico de la conductora y de acuerdo con los médicos que la atendían, era de alto riesgo, por lo que prácticamente pasó medio año en cama.

En 2019, Díaz declaró que Inés no le dejaba ver a sus hijos, pero Inés respondió con un video en el que presentaba pruebas de las veces en que Javier cancelaba los encuentros.

"En todo este proceso de sacar a mis hijos adelante (y) ver a un señor en la fiesta y subiendo fotos en redes sociales con botellas y shots de tequila, me daban ganas de matarlo", contó al recordar cómo se comportaba su expareja antes de separarse.

En 2016 le diagnosticaron dos tumores benignos en el cerebro, el primero extirpado en 2017 y el segundo en 2019.

Se dio cuenta que algo andaba mal en su organismo cuando tras el nacimiento de su quinto hijo comenzó a sentirse torpe y con reacciones lentas, incluidas constantes caídas que atribuía a cualquier cosa como los tacones.

Inicialmente sólo tenía contemplada una cirugía, pues uno de los tumores estaba inmóvil, de acuerdo al parte médico, pero comenzó a comportarse de manera rara y el doctor le sugirió entrar a quirófano.

Para la segunda intervención pudo platicar con sus hijos mayores para que estuvieran conscientes de la situación que verían.

"La fe mueve montañas y sin duda nunca le solté la mano a Dios ni a mi virgencita", indicó en una entrevista.

Inés ha dicho que deberá ser monitoreada de por vida para que, en caso de aparecer otro tumor, sea atendida a tiempo.

Su actual pareja, también con presunta orden de aprehensión, es Víctor Manuel Álvarez Puga, a quien desde 2019 se le ha vinculado amistosamente con Juan Collado, el abogado detenido (esposo de la actriz Yadhira Carrillo) por delincuencia organizada y lavado de dinero.

Ese mismo año Álvarez Puga golpeó al cantante Menny Carrasco quien amenizaba el bautizo de María, la segunda hija del matrimonio con Inés.

Se especula que fueron celos y que el profesionista se encontraba bajo los influjos del alcohol. Carrasco, en sus redes sociales, explicó: "Hubo un mal rato en el evento, sí, pero definitivamente deslindo a Inés G. Mont de esto. Con su esposo ya está aclarado el tema".

El apoyo de su padre

Inés subió a su Instagram un comunicado en el que aseguró no haber tenido acceso a la orden de aprehensión y pruebas que la justifiquen.

"Únicamente a reportes de prensa con información parcial y dolorosamente filtrada", se lee, al tiempo que indica ella y su marido está preparándose para enfrentar el proceso y ejercer sus derechos.

"Nos preparamos para enfrentar este proceso", dice Inés Gómez Mont tras conocerse una orden de aprehensión en su contra

Andrea Legarreta, Galilea Montijo, Sandra Echeverría, Maggie Hegyi y Mauricio Mancera, entre otros, han demostrado su apoyo a través de instagram.

José Gómez Mont, padre de Inés, también le dedicó un pequeño texto en donde asegura que la acusación es totalmente amañada y que será aclarado.

"Dios y la virgencita te estará protegiendo y tus defensas serán contundentes, todo va a estar bien. Un poco de paciencia ayuda mucho, te amo y estoy a tu lado luchando por la verdad, cuídate mucho y suerte", escribió en la misma red social.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.