Inédita maniobra en el Congreso chileno para aprobar el juicio político contra Piñera

·5  min de lectura
La llegada del presidente Sebastián Piñera, hoy, a La Moneda
Esteban Felix

SANTIAGO, Chile.– Jaime Naranjo es un histórico diputado del Partido Socialista chileno que acumula más de 30 años en el Congreso y que se transformó en protagonista de una jornada histórica en la Cámara baja, donde se discute hoy la acusación constitucional que busca destituir al presidente Sebastián Piñera por las revelaciones de los Pandora Papers.

“Hemos diseñado una estrategia que nos va a garantizar que vamos a obtener los votos para ganar la acusación constitucional”, dijo Naranjo, antes de dar inicio a una presentación tan sorpresiva como sui generis en su puesta en escena: la lectura de un discurso de 1300 páginas –una exposición que le podría tomar entre 13 y 14 horas– y que busca profundizar los detalles del líbelo acusatorio contra el fefe de Estado por su participación en el proceso de venta del proyecto minero Dominga a su amigo Carlos Alberto Délano, y que se selló a través de una estructura offshore en las Islas Vírgenes Británicas

“Las causales de esta acusación constitucional son dos: una, porque el presidente ha infringido abiertamente la Constitución en relación al principio de probidad y, en segundo lugar, por comprometer gravemente el honor de la Nación”, dijo el parlamentario, que en realidad tenía un motivo bien concreto para extender el plazo de su alocución hasta el extremo.

¿Cuál? Básicamente darle tiempo al diputado de Revolución Democrática Giorgio Jackson, que se encuentra en cuarentena por haber sido contacto estrecho del candidato presidencial Gabriel Boric, para que pueda votar a partir de esta medianoche y así conseguir los apoyos necesarios para aprobar la moción. La oposición necesita 78 votos a favor de la iniciativa para que continúe su tramitación en el Senado y en los cálculos previos, y sin Jackson, llegaba a 77.

La sesión de hoy en el Congreso chileno
JOHANNA ZARATE


La sesión de hoy en el Congreso chileno (JOHANNA ZARATE/)

“En el sistema chileno es la Cámara de Diputados la que formula la acusación y tiene que pasar por el Senado que resuelve como jurado. Y se dio una situación bastante particular que es el que quórum para poder aprobar este líbelo terminó dependiendo de un diputado que está en cuarentena. Entonces, y para poder hacer prosperar la acusación, la oposición chilena eligió el camino del filibusterismo”, dijo a LA NACION el abogado Marcelo Drago, expresidente para el Consejo para la Transparencia, sobre esta técnica de obstruccionismo parlamentario, mediante la cual se pretende retrasar o bloquear un acto legislativo gracias a un discurso de larga duración.

“La regla de la acusación indica que no hay límite de tiempo para que las partes expongan sus argumentos, por lo tanto, la oposición ha hecho un uso indiscriminado del tiempo. Comenzó pasada las 10 de la mañana con el fin de llegar a medianoche y el diputado faltante pueda asistir a la sesión. Ha llamado mucho la atención, es primera vez que se da en Chile. En el parlamentarismo anglosajón esto es muy común para que las minorías puedan intentar lograr una mejor posición negociadora”, añadió el también académico de derecho sobre la experiencia internacional.

Diputados chilenos durante el debate de hoy
JOHANNA ZARATE


Diputados chilenos durante el debate de hoy (JOHANNA ZARATE/)

“Lo que va a pasar después es que habrán réplicas de la defensa, vendrán los cierres, y no sabemos a qué hora se definirá, pero en la Cámara de Diputados debería aprobarse”, cerró Drago.

De prosperar la acusación, será el Senado el que decidirá la destitución de Piñera aunque no está claro que la oposición consiga el apoyo de 29 de los 43 senadores. Si ello ocurre, el ministro del Interior deberá llamar a una nueva elección en un plazo máximo de 120 días. Chile celebra elecciones este 21 de noviembre.

La opción de Piñera

El viernes, la comisión encargada de la acusación constitucional en contra de Piñera rechazó la acción en contra del mandatario por dos votos a favor, dos votos en contra y una abstención. Fue una votación no vinculante pero que también generó polémica por las intervenciones de los parlamentarios que justificaron la acción.

Desde la defensa del presidente, en tanto, se decidió no invocar la denominada “cuestión previa”, que buscaba establecer que la acusación no cumplía con los requisitos señalados en la Constitución. De haberse votado a favor, el libelo se habría caído automáticamente, quedando como no interpuesto.

“No obstante entendemos que la cuestión previa planteada por nuestra parte tiene fundamentos de sobra para ser admitida, hemos decidido que no la vamos a deducir para efectos de pasar al fondo, porque nos interesa de sobremanera poner de manifiesto que tanto en la forma como en el fondo, tanto en el derecho como en los hechos, la acusación constitucional carece de méritos”, dijo el abogado Jorge Gálvez, que lidera la representación del mandatario.

Desde el propio gobierno dijeron que la acusación no procedía y respondieron que Piñera ya no participaba en la administración de ninguna empresa desde hace más de 12 años y que ni él ni su familia mantenían sociedades de inversión constituidas en el exterior.

La transacción tuvo un valor total de 152 millones de dólares, 138 millones de ellos en un acta firmada en el paraíso fiscal de las Islas Vírgenes, según reveló una investigación publicada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), del que forma parte la nacion.

“El presidente nunca ha participado ni ha tenido información alguna respecto del proceso de venta de Minera Dominga, operación que se produjo en el año 2010, cuando el mandatario ya no tenía ninguna participación en la administración de esas empresas”, aclaró La Moneda.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.