Inédita declaración de 14 embajadores en defensa de Cristina Kirchner

·4  min de lectura
Ariel Basteiro, embajador de la Argentina en Bolivia, fue uno de los 14 adherentes de la carta de respaldo
Ariel Basteiro, embajador de la Argentina en Bolivia, fue uno de los 14 adherentes de la carta de respaldo - Créditos: @Twitter

En una declaración conjunta que reconoce escasos antecedentes en la historia diplomática nacional, 14 embajadores en distintas misiones internacionales expresaron anoche su “categórico rechazo” a lo que consideraron “ilegítima persecución mediático judicial” y “hostigamiento” de la Justicia contra la vicepresidenta Cristina Kirchner, con el objetivo de “apartarla de la vida pública, política y electoral de Argentina”.

“Los firmantes del presente manifiesto expresamos nuestro categórico rechazo ante la ilegítima persecución mediático-judicial en contra de la Vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. Hemos recibido muestras de solidaridad y apoyo de presidentes, autoridades gubernamentales y líderes políticos de diferentes países, lo cual demuestra el estupor del mundo ante tan indignante actitud de la justicia argentina”, comienza el texto conjunto, firmado por embajadores “políticos” de larga pertenencia al kirchnerismo como Ariel Basteiro (Bolivia), Rafael Bielsa (Chile), Daniel Scioli (Brasil), Carlos Tomada (México) y Carlos Raimundi (OEA) También recién llegados a sus puestos diplomáticos actuales como Oscar Laborde (Venezuela), Gabriel Fuks (Ecuador) y Pablo Vilas (Honduras), además de Sabino Vaca Narvaja (embajador en China), Daniel Capitanich (Nicaragua) y Luis Ilarregui (Cuba).

“Este injustificable hostigamiento esconde indudables objetivos de proscripción, y así como ha ocurrido con otrxs líderes de la región, busca apartar a Cristina Fernández de Kirchner de la vida pública, política y electoral de Argentina. Su meta final es el disciplinamiento de la dirigencia política y la supresión de los valores e ideales que encarna la Vicepresidenta, con el fin de reinstaurar el modelo neoliberal”, sostienen los firmante, entre los cuales también están Gustavo Dzugala (Colombia), Domingo Peppo (Paraguay) y Eduardo Zuaín, destacado en Rusia.

“La situación de acoso mediático y judicial de la cual es objeto la Vicepresidenta se materializa en un sinfín de irregularidades judiciales que vulneran el debido proceso y las garantías legales establecidas en la Constitución Nacional y los Tratados Internacionales. En los últimos años la justicia ha abierto numerosas causas en su contra, muchas de las cuales debieron archivarse ante la falta de cualquier tipo de indicio probatorio. En las causas que permanecen abiertas, no caben dudas que las malas prácticas procesales procuran apartar a Cristina Fernández de Kirchner de la vida política”, razonaron los diplomáticos.

En relación a la causa Vialidad, y ya en el final de la misiva, los firmantes aseguran que “el tribunal negó injustificadamente el pedido de ampliación de declaración realizado por la vicepresidenta tras la petición del fiscal de 12 años de cárcel e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos, vulnerando su derecho a defensa y las garantías legales mínimas”.

“Habida cuenta de las innumerables irregularidades legales y procesales que signan estos casos, los firmantes exigimos que se tomen en consideración las conclusiones del Informe de la Relatoría Especial de Naciones Unidas de 2019, las cuales cuestionaban la independencia de los magistrados y abogados involucrados en varias de las causas. Reiteramos nuestro más sincero y fuerte apoyo a Cristina Fernández de Kirchner y repudiamos categóricamente la persecución mediático-judicial para eliminar a los adversarios políticos”, finaliza la declaración conjunta.

El embajador en Estados Unidos, Jorge Argüello, no firmó la carta al igual que decenas de diplomáticos de carrera, pero se expresó en términos similares en su cuenta de twitter. “Las 548 denuncias contra @CFKArgentina, y el procedimiento seguido, evidencian una voluntad política distinta de la auténtica búsqueda de justicia. Entendamos, de una buena vez, que la democracia se dirime en las urnas, no en los tribunales. Y esto vale para todos”, escribió el diplomático, en sutil diferenciación con la carta conjunta.

La carta ya mereció críticas de diplomáticos vinculados a la oposición. “Al avalar las expresiones vertidas por la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner contra el accionar de la Justicia independiente, los embajadores incurren en la falta de reducir su representación institucional a una mera expresión de una facción minoritaria del pueblo argentino”, afirmó a LA NACION el exembajador en Israel Mariano Caucino.

El exembajador en Rusia Ricardo Lagorio opinó: “La carta representa un desprecio básico a los principios del republicanismo. Responden a una persona, no representan a un Estado, a una Nación, defienden a una vicepresidenta que está en juicio oral acusada de corrupción. Es inédito y peligroso”.