IMSS recomienda obsequiar juguetes que fomenten creatividad

CIUDAD DE MÉXICO, enero 5 (EL UNIVERSAL).- El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) recomendó regalar juguetes que sirvan como una herramienta que ayude a fomentar la creatividad y la imaginación de los niños, aspectos importantes para estimular al máximo su inteligencia, en el marco del Día de Reyes.

Asimismo, se debe ser cuidadoso al escoger los juguetes y buscar aquellos que llamen su atención y estimulen su neurodesarrollo, sin olvidar que sean opciones seguras para cada edad, para evitar accidentes.

"Las niñas y niños menores de cinco años son quienes tienen mayor riesgo de sufrir percances, por lo que deben evitarse juguetes que contengan piezas pequeñas, ya que con frecuencia los introducen a su boca y podrían provocar asfixia o intoxicación", señaló el doctor Alfredo Simental Toba, jefe de la División de Pediatría del Hospital de Pediatría del Centro Médico Nacional Siglo XXI.

Indicó que en los primeros meses de vida los juguetes más adecuados son los que están hechos de tela con diferentes texturas, colores y sonidos, que a su vez impulsen acciones psicomotrices como sentarse o rodar, para posteriormente iniciar el gateo, pero siempre tener cuidado con sonajas u objetos pesados, ya que aún no controlan los movimientos y pueden golpearse.

También comentó que del primero al segundo año de edad se recomiendan aquellos con los que puedan sostenerse de pie para ayudarse a caminar, juegos con música, colores que llamen su atención, objetos que puedan meter y sacar en un mismo juego, las figuras les permitirán identificar los sonidos de cada uno, así como los que les ayuden a conocer partes del cuerpo.

El doctor Alfredo Simental agregó que de los dos a los tres años, los mejores juguetes son aquellos que puedan empalmarse, apilarse o cubos para hacer torres, rompecabezas con piezas grandes, pues les permiten identificar cada uno de los colores y les ayudan a desarrollar el pensamiento y habilidad motriz.

El especialista del IMSS indicó que las películas animadas son también algo que pueden ayudarle a los infantes, ya que con ellas comienzan a recordar lo visto y contar sus propias historias.

Además, comentó que es importante mantener una actividad física que se puede fomentar con el uso de triciclos, bicicletas, patines, pero siempre supervisados por un adulto y la protección específica que brindan los cascos, coderas y rodilleras a fin de evitar posibles fracturas o heridas en una caída.

Dijo que de los tres a los seis años se sugieren cuentos, títeres y libros para que incrementen su concentración e inicie el gusto por la lectura.

El doctor Simental Toba consideró que a partir de los seis años los videojuegos son una buena opción, siempre y cuando los utilicen por periodos de tiempo cortos, supervisados por un adulto y procurando que estos sean aquellos que desarrollan alguna interacción y que es necesario moverse físicamente para jugarlo, respetando mucho la clasificación de edad del videojuego recomendada por el fabricante.

"Es una gran oportunidad de sumar momentos al jugar con los niños y niñas para mantener y estrechar los lazos familiares, mejorando la comunicación entre ellos, y permitiendo desarrollar relaciones psicosociales y físicas", explicó el doctor Alfredo Simental.